Público
Público

Los republicanos ya ganan en los feudos demócratas

El poco conocido candidato Turner derrota al congresista por Nueva York en comicios parciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los republicanos se apuntaron el martes una victoria simbólica en Nueva York, al ganar un nuevo escaño en la Cámara de Representantes en un distrito mayoritariamente demócrata, que no había elegido a un conservador desde 1921, una señal de protesta contra las políticas económicas de Barack Obama y un claro anticipo de lo difícil que le va a resultar ganar las presidenciales de 2012.

Bob Turner, de 70 años, un ejecutivo jubilado de una compañía de televisión por cable sin experiencia política previa, ganó al candidato demócrata y congresista local, David Weprin, por seis puntos de ventaja (53% frente al 47%).

El distrito en Brooklyn no había votado a conservador desde 1921

'La gente de esta circunscripción nos pidió que mandáramos un mensaje a Washington y espero que lo hayan oído alto y claro', dijo Turner al festejar su victoria con sus simpatizantes.

'Estamos listos para decirle al presidente que va por camino equivocado', añadió el nuevo congresista. 'Hemos encendido una vela. Va a haber una hoguera muy pronto cuando Washington lo entienda', añadió Turner, que basó mucha de su campaña en el 'despilfarro' de Washington.

Las elecciones se celebraron después de que el demócrata Anthony Weiner, que ocupó el escaño durante 12 años en el distrito que propulsó a Geraldine Ferraro a la candidatura a la vicepresidencia en 1984, dimitiera el pasado junio tras descubrirse que había mandado fotos obscena de sí mismo (más específicamente de sus calzoncillos turgentes) a una de sus simpatizantes por Twitter.

Los republicanos se llevan en Nevada otro escaño en el Congreso

Los demócratas minimizaron el impacto de la victoria y lo redujeron a un comicio local. 'En ese distrito hay un gran número de gente que no apoyaba al presidente desde el principio y no apoyaba a los demócratas y no es nada más que eso' dijo la presidenta del partido, Debbie Wasserman, al olvidar quizás que en este bastión demócrata Obama se llevó el 55% de los votos en las presidenciales de 2008 y Al Gore, el 67% en las de 2000.

A la mala noticia de Nueva York, se sumó la más esperada de Nevada, donde, en otra elección especial, el candidato republicano Mark Amodei derrotó fácilmente a su contrincante demócrata Kate Marshall. El escaño quedó libre después de que su titular, el conservador JohnEnsign dimitiera en mayo cuando se le acusó de ayudar económicamente a la familia de su amante. Con las dos victorias, la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se queda en 242 frente a 192 demócratas.

¿Hasta qué punto se puede extrapolar la derrota en Nueva York al resto de EEUU? Como en todas las elecciones de distrito, los factores locales son muy importantes. El noveno distrito de Nueva York incluye partes de Brooklyn y Queens, barrios de clase media (muchos bomberos y policías), de tendencia demócrata conservadora (sobre todo en temas sociales) y una importante minoría judía ultraortodoxa.

La textura social explica parte del éxito de Turner, que aun siendo católico (frente a su rival judío Weprin), consiguió ganar puntos con su acérrimo respaldo a Israel. Otra de las cosas que perdió al candidato demócrata fue haber votado a favor del matrimonio homosexual hace unos meses por el Congreso estatal de Nueva York, y que no le perdonaron las asociaciones conservadoras.

Prueba de que el clima político se ha deteriorado en muy poco tiempo para los demócratas es que Turner compitió por el mismo escaño en 2010 y perdió por 20 puntos frente a Weiner. Turner recibió el respaldo del exalcalde republicano Rudolph Giuliani, que ganó dos veces en esa circunscripción, y más sorprendentemente de otro de sus predecesores, el muy popular y muy demócrata Ed Koch, que también se rebeló contra la política de Obama en Israel.