Publicado: 01.05.2015 21:30 |Actualizado: 05.05.2015 14:39

Rescatadas unas 400 personas en la zona cero del terremoto de Nepal

En todo el país han salido con vida de los escombros 872 afectados. Ha habido 6.200 fallecidos y 14.000 heridos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Habitantes de Katmandú, sobre los escombros de su vivienda. / LEO REDO (EFE)

Habitantes de Katmandú, sobre los escombros de su vivienda. / LEO REDO (EFE)

Unas 400 personas han sido rescatadas con vida del distrito de Gorja, el epicentro del terremoto de 7,9 en la escala de Richter que el pasado 25 de abril sacudió Nepal, según ha informado la Policía de la Región Occidental.

Las fuerzas de seguridad han detallado que a lo largo de estos seis días un total de 397 supervivientes han sido recuperados en Gorja y trasladados a distritos vecinos en los helicópteros de la Fuerza Aérea India. En total, 872 personas han salido con vida de los escombros de lo que entre los habitantes de este empobrecido país asiático se conoce ya como el Gran Terremoto, de acuerdo con el último balance proporcionado por las autoridades nepalíes.



Ayer, sin ir más lejos, un equipo liderado por el inspector Laxman Bahadur Basnet rescató a un habitante de Nuwakot que permaneció durante 120 horas atrapado bajo los restos de un edificio, de acuerdo con el diario nepalí 'Kantipur'. A estas cifras se suman las más de 6.200 personas que han muerto y las más de 14.000 que han resultado heridas. Además, hay unos ocho millones de damnificados que se enfrentan ahora al reto de reconstruir un país devastado.

Casi 900 supervivientes

A pesar de la tragedia humana causada por el seísmo del pasado sábado, las autoridades nepalíes han querido destacar que un total de 872 personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros de los edificios derrumbados por lo que llaman ya el Gran Terremoto.

Ayer sin ir más lejos un equipo de rescate liderado por el inspector Laxman Bahadur Basnet rescató a un residente de la localidad de Nuwakot que permaneció durante 120 horas atrapado bajo los restos de un edificio, según informa el diario nepalí Kantipur en su edición digital. En las operaciones de rescate participan la Policía y el Ejército de Nepal así como equipos de más de una decena de países, entre ellos China, India, Pakistán o Reino Unido.

Camiones y excavadores

Un total de 50 cuerpos han sido recuperados de entre los escombros a que quedó reducida la histórida torre Dharara o Bhimsen el sábado pasado como consecuencia del devastador terremoto que se ha cobrado ya más de 6.200 víctimas mortales en Nepal, según informa este viernes el portal eKantipur. En las labores de recuperación de los cuerpos están participando cinco camiones con volquete y tres excavadoras mientras que unos 60 agentes velan por la seguridad en la zona, según un responsable policial citado por el medio.

Dharara era uno de los monumentos más emblemáticos de Katmandú y de hecho había sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por el Fondo de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La torre fue levantada en 1832 inicialmente con un propósito militar. En su interior, una escalera de caracol conduce por los distintos pisos, un total de nueve. Desde hace una década, el monumento estaba abierto a visitas de turistas. La construcción se vino abajo durante el derrumbe sepultando bajo los escombros a un número indeterminado de turistas que estaban visitándola.

Más de 6.200 fallecidos

Más de 6.200 personas han muerto en Nepal por el terremoto de 7,9 que sacudió el país el pasado sábado, según el balance actualizado difundido este viernes por el Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, dependiente del Ministerio del Interior nepalí. Las autoridades han confirmado por el momento la muerte de 6.204 personas y elevan a 13.932 la cifra de heridos -desde los 11.000 registrados el jueves-. La agencia que coordina los equipos de rescate ha elevado también por encima de 250.000 el número de viviendas afectadas total o parcialmente.

Los equipos de búsqueda han conseguido rescatar con vida a un chico de 15 años y una mujer de 24 años que llevaban casi cinco días enterrado. El chico, identificado como Pemba Lama, ha sido rescatado por la Policía nepalí a las 11.50 (hora local) de este jueves de entre los escombros de una casa de huéspedes en Gongabu, en el distrito de Katmandú.

Por su parte, Krishna Devi Khadka, de 24 años, fue hallada bajo los escombros de una casa de huéspedes que se vino abajo, según el portal 'eKantipur'. En la operación de rescate han participado miembros de la Policía y el Ejército de Nepal, así como efectivos israelíes.

1.700 millones para la reconstrucción

El ministro de Finanzas de Nepal, Ram Sharan Majat, ha estimado que el coste inicial de la reconstrucción del país tras el terremoto ascenderá a 1.700 millones de euros, una cantidad difícilmente asumible para el Gobierno nepalí, que ha solicitado la ayuda internacional al estar convencido de que esta cifra puede dispararse conforme aumente la precisión de la evaluación de los daños.

"La escala de la reconstrucción no va a tener precedentes", ha añadido el alto cargo del Ministerio del Interior Laxmi Prasad Shakal. "Todavía no hemos sido capaces de evaluar el daño producido en las zonas más remotas que han quedado completamente devastadas", ha añadido. Por poner un ejemplo, la devastación en Chautara es total, en el noreste de Katmandú, frontera con China, varios testigos aseguran que ocho de cada diez edificios de la región han quedado completamente arrassados.

Casi una semana después del seísmo, que ha dejado al menos 6.200 muertos y casi 14.000 heridos, cientos de nepalíes iguen durmiendo al raso dado que más de 600.000 viviendas han resultado dañadas por el temblor y sus réplicas. Ocho millones de personas, en total, se han visto afectadas, y de ellas dos millones necesitarán tiendas de campaña, agua y medicinas. De momento, el Gobierno ha ofrecido mil dólares (unos 880 euros) como medida inmediata de ayuda a las familias necesitadas y otros 400 dólares adicionales (350 euros, más o menos) para costear los gastos de entierro.

Ocho millones de damnificados

La ayuda humanitaria sigue llegando a Nepal desde distintos rincones del mundo pero trasladar esta ayuda a quienes más lo necesitan, principalmente los habitantes de los distritos más próximos al epicentro y fuera de Katmandú, se ha convertido en el principal desafío para las ONG que se esfuerzan por atender a los alrededor de ocho millones de damnificados que se calcula ha dejado el terremoto.

La llegada por avión de la ayuda humanitaria y de los cooperantes y equipos de rescate no es fácil. El pequeño aeropuerto internacional de la capital nepalí, Tribhuvan, no está preparado para recibir la llegada masiva de aviones de carga fletados por las ONG junto con los vuelos comerciales y otros especiales fletados por algunos gobiernos para sacar de Nepal a sus ciudadanos.

Como consecuencia de ello, se producen demoras en los aterrizajes y también se ralentiza el proceso de descarga del material ya que, como explica desde Katmandú el portavoz de Oxfam Intermón, Pablo Tosco, "no es lo mismo descargar un centenar de pasajeros que toneladas de carga". Además, hecho esto, hay que proceder a identificar lo recibido, a almacenarlo y a distribuirlo. "Se trata de un gran desafío al que el Gobierno y las ONG tienen que hacer frente", añade.

Pero sin duda, el mayor reto que tienen tanto el Gobierno nepalí como las organizaciones humanitarias es hacer llegar a quienes más lo necesitan esa ayuda. Con el paso de los días, según Tosco, se va teniendo "un poco más de información" sobre la situación en los distritos más afectados.