Público
Público

Rescatados otros 800 inmigrantes frente a las costas italianas

Cerca de 200 están hacinados en el centro de acogida de Lampedusa, que triplica su capacidad máxima. Los ministros de la UE hablarán hoy sobre el naufragio en la isla italiana, aunque no se esperan medidas concretas ni un aument

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Costera ha rescatado del mar a cerca de 800 inmigrantes durante la madrugada del viernes en cuatro operaciones distintas dentro del marco de la nueva misión Mare Nostrum del ejército italiano en el Canal de Sicilia.

Las autoridades socorrieron durante la madrugada a dos barcazas con 200 personas a bordo cada una frente a las costas de la isla de Lampedusa. Los 200 pasajeros de una de las embarcaciones fueron recogidos a 25 millas de la isla y posteriormente llevados al centro de acogida de esta localidad, que vuelve desbordarse al albergar entre sus muros a 718 personas, a pesar de tener una capacidad de apenas 250.

Entre los recién llegados, en su mayoría sirios, hay 53 niños y 39 mujeres, algunas embarazadas. El resto de inmigrantes rescatados están siendo conducidos conducido a otros centros de acogida en Sicilia. Una patrullera de la Guardia Costera también rescató durante la madrugada a 95 inmigrantes eritreos a 103 millas de Lampedusa. Por su parte, un barco mercantil colaboró en el rescate de otras 80 personas que iban en una barcaza a la deriva.

Se trata del mayor rescate de inmigrantes desde que comenzó la misión humanitaria de vigilancia en el Mediterráneo puesta en marcha por el Gobierno italiano después del naufragio de una barcaza en la que viajaban 500 subsaharianos, que se saldó con la muerte de 366 de sus pasajeros.

El naufragio al que apenas sobrevivieron 155 personas ha servido para poner el foco de la atención internacional en los peligros a los que se enfrentan los inmigrantes sin papeles ante la pasividad de los organismos internacionales.

El presidente italiano, Enrico Letta, insiste en que la llegada masiva de inmigrantes no es un asunto que únicamente concierna a Italia, y pide el apoyo de sus socios europeos. El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso ha rechazado todas las críticas señalando a los países miembros como responsables de instaurar medidas que acaben con estas muertes.

Este viernes, los 28 ministros de asuntos exteriores de la UE se reúnen en la cumbre que comenzó este jueves, en la que debatirán sobre lo ocurrido en la isla italiana aunque no se esperen medidas concretas ni un aumento en los presupuestos destinados a la inmigración.

Hasta hoy, la activación de un nuevo mecanismo de vigilancia (Eurosur) y el planteamiento de la creación de un grupo de trabajo que proponga medidas concretas son los únicos avances de los países miembros, mientras siguen llegando cientos de inmigrantes a las costas europeas cada semana, y muchos no tienen la suerte de poder contarlo.

Los supervivientes del naugragio del 3 de octubre siguen esperando en el centro para inmigrantes de Lampedusa, tras 20 días hacinados en un centro desbordado, durmiendo en el suelo sin colchón.  Según el diario italiano La Repubblica, los centros de acogida están colapsados en la región de Sicilia.

Los inmigrantes protestan por el encierro al que se ven sometidos, en salas que albergan al doble o al triple de personas de las que deberían. Pero sobre todo, están desesperados por la espera de la respuesta que nadie les ha dado aún, como tampoco les han concedido el estatus de refugiados.