Publicado: 13.10.2014 18:01 |Actualizado: 13.10.2014 18:01

Los responsables del fármaco contra el ébola analizan cómo aumentar su producción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Investigadores estadounidenses en biotecnología están trabajando a contrreloj para conseguir aumentar la producción de lo que parece ser el fármaco experimental más prometedor para el tratamiento contra el ébola, después de que quedara agotado su suministro en agosto.

El producto es el tristemente famoso ZMapp, fabricado por la biofarmacéutica Mapp. Los socios de esta compañía ya se han reunido con miembros de Amgen, para discutir la posibilidad de aumentar la producción de la mezcla de anticuerpos usando una técnia de fabricación tradicional, según asegura Bryan Callahan, de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Esta fundación, además, ha subvencionado con 150.000 dólares el análisis para comprobar si una nueva técnica de producción a gran escala es viable.

ZMapp se fabrica actualmente usando plantas del tabaco, de las que se pueden generar los anticuerpos para la droga. El cóctel de tres anticuerpos se ha utilizado para tratar a dos sanitarios estadounidenses infectados por ébola, a un sacerdote español que murió y a tres sanitarios libios.

Mapp desarrolló ZMapp con la colaboración de la Agencia de Salud Pública de Canadá y el gobierno de EEUU. Por ahora, la producción se ha limitado a un puñado de dosis. Muy lejos aún de los tratamientos necesarios para combatir la enfermedad en África Occidental que, según la Organización Mundial de la Salud, ha infectado a más de 8.000 personas, matando a cerca de la mitad.