Público
Público

"De esta reunión los pueblos esperan soluciones más que declaraciones"

Con estas palabras el antifrión Alan García, presidente de Perú, ha dado el pitoletazo de salida a la Cumbre euro-latinoamericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La V Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Latinoamérica, el Caribe y Unión Europea (ALC-UE) ha comenzado hoy con el reto de encontrar fórmulas para luchar contra la pobreza, el cambio climático y la carestía alimentaria. Con un retraso de más de media hora y encabezada por Perú, el país anfitrión, y Eslovenia, país que actualmente preside la Unión Europea, la cumbre arrancó con una sesión plenaria y abierta.

El presidente peruano, Alan García, destacó en la apertura que ambos bloques están unidos por lazos históricos y en la defensa de la democracia y la libertad como las vías para avanzar por un camino común. 'De esta reunión los pueblos esperan soluciones, planteamientos y metas más que declaraciones o reuniones rituales', subrayó García, quien hizo un llamamiento a establecer 'metas concretas' en esta cumbre y una 'unión continental' en torno a los temas esenciales.

A esta cumbre asisten medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno de ambos lados del Atlántico, que trabajarán repartidos en ocho mesas temáticas.

El primer eje temático de la cumbre, la pobreza, la desigualdad y la exclusión, será abordado por la mañana, mientras que por la tarde los dirigentes debatirán sobre desarrollo sostenible, medio ambiente, cambio climático y energía.

Los jefes de Estado y de Gobierno debatirán la llamada Declaración de Lima redactada por los altos funcionarios y aprobada este jueves por los cancilleres de ambos bloques, tras llegar a un consenso sobre las negociaciones europeas con el Mercosur, la Comunidad Andina y Centroamérica.

El presidente peruano, que lucía el 'gran collar de diamantes', símbolo de la máxima autoridad de su país, dio personalmente la bienvenida a los participantes a la entrada del edificio del Museo de la Nación, donde se celebra la reunión.

'Que no caiga sobre nosotros la vergüenza de no haber hecho nada' por los millones de personas amenazadas por la crisis alimentaria mundial, subrayó García, al mencionar la amenaza del 'horroroso infierno de la hambruna' que pende sobre la humanidad. El anfitrión de la cumbre instó a hacer un esfuerzo para acrecentar un 2 por ciento la producción de alimentos en cada país.