Público
Público

La "revolución dentro de la Revolución"

El diario oficial Granma afirma que Cuba va a "transitar un 2011 con grandes desafíos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diario oficial Granma ha afirmado que Cuba despide el 2010 con una 'revolución dentro de la Revolución', al tiempo que espera un año que no será fácil y en el que se construirá un país 'diferente'.

'Ahora mismo, no estamos hablando de 'el año que viene', sino de 'el país que viene'', indica el rotativo, en un artículo firmado por el periodista Félix López, para quien el futuro debe encontrar a los cubanos 'trabajando'. Según el texto, los cubanos despiden el 2010 'con una revolución dentro de la Revolución' que tiene como eje central el plan 'estratégico' de reformas económicas impulsado por el Gobierno de Raúl Castro.

'Vamos a transitar un 2011 con unos grandes desafíos, pero con una inmensa claridad en las estrategias y tácticas que nos permitirá emerger como una nación que asegura su economía, para blindar su independencia', asegura. También destaca la importancia de que la isla construya un 'país unido y diverso' sin los 'llamados nudos que inmovilizan las fuerzas productivas y los nudos mentales que para cada solución nos inventan un problema'.

'Vamos a transitar un 2011 con unos grandes desafíos'

A lo largo del artículo se hacen varias referencias al discurso realizado este mes por el presidente Raúl Castro ante la Asamblea Nacional, en el que reclamó exigencia máxima para aplicar su plan de ajustes económicos y rectificar errores para preservar la Revolución y el socialismo en Cuba. 'Lo cierto es que el país que viene, aunque urgido de ser más socialista (para no dejar jamás de ser más justo), va a ser diferente. Un país mejor', añade el artículo.

'No estamos hablando de 'el año que viene', sino de 'el país que viene''

En ese sentido, señala que el 2011 'no va a resultar para nada un año fácil', pero con la aplicación de las medidas de ahorro y los ajustes propuestos por el Gobierno para alcanzar mayor 'productividad' el país 'va a latir con más fuerzas, mostrando renovadas energías'.

Además, se refiere a la importancia de que la Cuba que viene 'preserve y eleve la calidad de la salud, la educación, la cultura y el deporte, conquistas sociales de las que siempre nos enorgullecimos y que hoy pueden ser potencialmente mejores'.

Más adelante, destaca que ese país 'va a ser, inevitablemente, el del socialismo sin igualitarismo; el del trabajo y el salario como fuente de vida; el de múltiples modalidades de empleo y el que busca (con el incremento de la producción de bienes) una sola moneda'.