Público
Público

El rey Mohamed VI encargará hoy al PJD que forme Gobierno

"El Ejecutivo no puede tomar decisiones sin el monarca", asegura el líder islamista Benkirán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tal y como estipula la nueva Constitución, está previsto que el rey marroquí, Mohamed VI, encargue hoy la formación de Gobierno al partido vencedor de las elecciones, el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD). Los dirigentes de la formación confían en que, pese a la poca simpatía que le profesa, el monarca nombrará presidente del Ejecutivo marroquí al secretario general del PJD, Abdelilá Benkirán.

'Benkirán podría ser recibido el martes en palacio para ser nombrado [presidente]', declaró ayer Lahcen Daoudi, uno de los dirigentes del PJD. 'Él empezará enseguida las negociaciones con los diferentes partidos que formarán la coalición', añadió Daoudi.

Para limar asperezas, Benkirán, de 57 años, se apresuró a dejar clara su lealtad política a Mohamed VI tras conocer los resultados electorales: 'El rey es el jefe de Estado y el Consejo de Ministros no puede tomar ninguna decisión importante sin tener en cuenta la opinión del rey'. Aún así, lanzó también una amenaza velada, advirtiendo de que si el monarca elige a otro miembro de su partido 'diferente al secretario general, los responsables del partido se reunirán y decidirán qué postura tomar'.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, se sumó a los mensajes de felicitación de otros líderes mundiales, pero advirtió de la necesidad de llevar a cabo reformas. 'El futuro Parlamento y Gobierno tienen ante ellos el desafío de aprobar importantes reformas económicas, políticas y sociales', subrayó Ashton.

Los islamistas prometieron en su programa electoral una tasa de crecimiento anual del 7% en los próximos cinco años, el aumento del 40% de la renta per cápita y la reducción del paro y la pobreza. Para conseguir estos objetivos, considerados 'poco realistas' por la mayoría, el PJD necesitará tejer alianzas: obtuvo en las urnas 107 de los 395 escaños de la Cámara de Representantes marroquí. Necesita 198 para tener mayoría absoluta.