Publicado: 20.10.2014 17:20 |Actualizado: 20.10.2014 17:20

Rifirrafe entre Cameron y Barroso por la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Cameron y José Manuel Durao Barroso han protagonizado un cruce de declaraciones con la permanencia de Reino Unido en el seno de la Unión Europea de fondo. El primer ministro británico ha declarado este lunes que su "único jefe" es el pueblo de su Estado en respuesta a las advertencias del todavía presidente de la Comisión Europea (CE) contra una eventual salida de las islas de la organización comunitaria.

El jefe del Ejecutivo británico respondió a las críticas vertidas por Barroso, actualmente en Londres, que avisó que el Reino Unido apenas podría retener "una influencia marginal" si abandona el bloque comunitario. Barroso también aseguró que el Gobierno británico cometería "un error histórico" si aliena a los países de Europa del Este con su empeño en recortar el derecho a la libertad de movimiento en Europa, lo que en todo caso, recordó, requeriría consenso entre todos los socios.

"Lo que necesitamos en el Reino Unido es una renegociación de la relación con la Unión Europea y después un referéndum en el que el pueblo británico decida si nos quedamos o no en esta organización reformada", dijo por su parte Cameron este lunes en el transcurso de una visita a una fábrica en el este de Londres. "Esto es lo que buscaré, esto es lo que ofreceré, y en el centro de esa renegociación tenemos que abordar las preocupaciones de la gente sobre inmigración", prosiguió. "Tengo muy claro quién es el jefe, ante quién tengo que responder, y es el pueblo británico. Quieren que se solucione este asunto y eso no es poco razonable, así que lo arreglaré", sentenció.

Anteriormente, durante un discurso en el centro de estudios Chatham House, el presidente de la CE subrayó que poner "un tope arbitrario" al número de inmigrantes europeos que entran al Reino Unido, como se estaría planteando el Gobierno, vulneraría "el principio fundamental" de la libre circulación de personas en el mercado único. Barroso concedió que las normas migratorias europeas pueden modificarse algo, si bien ello requeriría consenso, y dijo también que, aunque muchos países desean que el Reino Unido permanezca en la UE, "hay puntos que claramente no aceptarán".

Barroso puntualizó que la unión de los países comunitarios ayuda a que el bloque tenga influencia en el mundo. En unas declaraciones ayer a la BBC, Barroso afirmó que Londres no podría negociar con países como Estados Unidos y China de la misma manera si ya no es miembro de la Unión Europea (UE). "El Reino Unido es más fuerte en la Unión Europea", insistió.

El primer ministro británico ha prometido celebrar un referéndum de pertenencia a la UE en 2017, previa renegociación de la relación del Reino Unido con Bruselas, si gana las elecciones legislativas previstas para mayo de 2015. Cameron está bajo presión del ala euroescéptica de su partido y por el avance en las urnas del antieuropeo y antiinmigración UKIP de Nigel Farage, que amenaza con robarle votos en los próximos comicios y que ya ha acogido en su seno a varios desertores "tories".

Al hilo de la polémica con Barroso, Farage declaró que el presidente de la CE tiene razón en el sentido de que no se puede renegociar la libertad de movimiento en la UE por ser un pilar del bloque comunitario. En su opinión, la única alternativa es "abandonar la UE" por completo y limitar la relación a un acuerdo comercial, tal como aboga su partido.