Público
Público

Robado un ordenador con información sobre la Torre Trump y correos de Clinton

El portátil fue sustraído en el barrio de Brooklyn junto con otros documentos de importancia del automóvil de una agente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Donald Trump durante su discurso. | EFE

Un ordenador propiedad de una empleada de los servicios secretos de Estados Unidos que contenía información delicada sobre la Torre Trump y la investigación de los polémicos correos electrónicos de la excandidata demócrata Hillary Clinton ha sido robado en Nueva York, informaron hoy fuentes policiales.

El portátil fue sustraído ayer en el barrio de Brooklyn junto con otros documentos de importancia del automóvil de la agente, aparcado frente a su residencia, por una persona que llegó al lugar del robo en otro coche y que se alejó a pie, según muestran imágenes captadas por cámaras de la zona.

Las autoridades, apunta el medio local Daily News, han buscado el ordenador de forma insistente y aunque han encontrado algunos de los artículos robados -como una bolsa con la insignia del Servicio Secreto- el ordenador sigue en paradero desconocido.

La agente aseguró que el portátil contiene planos de la Torre Trump y protocolos de evacuación, así como información sobre la investigación a la que fue sometida Clinton con respecto al uso de un servidor de correo privado mientras era secretaria de Estado.

También apuntó que, aunque no hay datos sobre la Casa Blanca ni mandatarios de otros países, la información que contiene el ordenador sí que podría suponer un peligro para la seguridad nacional. El ladrón también se llevó documentos "delicados" y la tarjeta de acceso de la empleada de los servicios secretos, aunque se desconoce el nivel de acceso de la agente.

El Departamento de Policía de Nueva York está colaborando con los servicios secretos en la investigación y la búsqueda, aunque se les ha revelado poca información sobre el portátil. "Por cuestiones de seguridad nacional, se nos ha dicho muy poca cosa", dijo al Daily News una fuente policial que pidió el anonimato.
"Los datos que contiene son muy delicados y están buscando como locos", agregó.