Público
Público

Romney es el único capaz de ganar a Obama

Los sondeos otorgan un 48% al republicano favorito, frente al 46% que dan al presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mitt Romney sigue luchando duramente por la nominación republicana. Su némesis conservadora, Newt Gingrich, le está haciendo sudar en Carolina del Sur, la próxima etapa de las primarias, pero un reciente sondeo pronostica que Romney sería el único candidato capaz de ganar a Barack Obama en las elecciones de noviembre.

Según una encuesta de The Washington Post y la cadena de televisión ABC, Romney es el único aspirante republicano que podría desbancar al actual presidente, al gozar de un 48% de la intención de voto frente al 46% que tiene el mandatario estadounidense. Ningún otro aspirante conservador podría arrebatar la Casa Blanca a los demócratas: Obama supera en 7 puntos al congresista de Texas, Ron Paul, en 11 puntos al exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, y en 12 a Gingrich.

Sarah Palin puja por unas primarias largas y anuncia su apoyo a Gingrich

Es una buena noticia para Romney que, a falta de vender simpatía o carisma, cuenta con su 'elegibilidad' para atraer a los votantes republicanos. Y es un dato que le permite resistir la tremenda embestida de los conservadores en Carolina del Sur que celebra primarias el sábado.

Gingrich, el expresidente de la Cámara de Representantes, lidera esta embestida. No le acompañan los sondeos (21% de las intenciones de voto, frente al 35% de Romney) pero ha conseguido despertar el entusiasmo de los 'ultras'. Y no sólo ataca al favorito sino a cualquiera que le pueda hacer sombra.

Romney posee una gran fortuna, pero sólo paga un 15% en impuestos

Hace unos días criticaba al favorito del Tea Party, Rick Santorum, y al gobernador de Texas, Rick Perry, diciendo que votar para ellos 'era dejar que Romney se llevara la nominación'. También calificó a Santorum de 'buen tipo' aunque 'incapaz de liderar una mayoría nacional'. Su rival se lo devolvió con creces al afirmar que 'la gente tiene dudas sobre Gingrich' porque estaba 'desconectado de la realidad'.

Sarah Palin, que no había hablado desde el inicio de las primarias, puso algo más de pimienta al guiso conservador al respaldar a Gingrich y unas primarias largas. 'Los candidatos son cada vez mejores en los debates, explican mejor sus ideas', dijo la exgobernadora de Alaska. Muchos en el partido se hubieran ahorrado sus consejos.

Romney no está muy inquieto. Carolina del Sur es, al igual que Iowa y New Hampshire, un estado poco representativo de lo que pasa en el resto del país. Florida, la próxima etapa de las primarias, el día 31, es mucho más significativo, tanto por su peso demográfico, como por el hecho de que los republicanos celebrarán ahí su convención este verano.

El favorito también tiene una clara ventaja a nivel nacional. Según el último sondeo de la cadena CBS, Romney obtiene el 28% de las intenciones de voto de los republicanos de las primarias que vienen (quedan 48) mientras que el voto ultraconservador sigue dividido entre Gingrich (21%), Rick Santorum, que casi se lleva los caucus de Iowa (16%) y el infatigable representante por Texas, Ron Paul (15%).

Romney, en parte presionado por los conservadores, se ha visto obligado a revelar algunos detalles de su fortuna, que se estima en unos 200 millones de dólares. Es una de las estratagemas de sus rivales: pintarlo como un empresario rico ajeno al sufrimiento del estadounidense medio, y que en su etapa al frente del fondo de inversiones Bain Capital, no dudó en echar a los empleados de las empresas que saneaba.

El candidato, que se resiste a dar los detalles de su declaración de Hacienda, ha revelado que sólo paga un 15% de impuestos sobre sus ingresos, mucho menos que sus votantes, porque estos proceden de inversiones. También se ha sabido que recientemente ganó 374.000 dólares dando discursos. Munición para los demócratas de cara a noviembre.