Público
Público

Un rumor provoca una estampida fatal en la India

Mueren al menos 150 fieles en una avalancha a los accesos a un templo hindú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Las estrechas calles que dan accesos al templo hindú de Naina Devi se convirtieron ayer en una trampa mortales para decenas de fieles indios.Y la cuasa, al parecer, fue un falso rumor que desató el pánico entre la muchedumbre.

Al menos 150 personas, la mayoría de ellos mujeres y niños, murieron aplastados por miles de peregrinos en una estampida en Bilaspur en el estado de Himachal Pradesh, en el norte de la India, durante la celebración de una festividad religiosa. Más de 50 personas resultaron heridas durante la avalancha en el santuario de Naina Devi causada por rumores sobre un supuestos desprendimientos de rocas.

Los peregrinos subían y bajaban la ladera de la colina en dirección al templo cuando se difundió el rumor del desprendimiento de rocas. Al intentar escapar del presunto accidente la multitud trató de saltar el vallado que protegía el camino, lo que acabó por derrumbarlo y de esta forma se produjo la avalancha. Algunas personas se despeñaron por la ladera de la colina, mientras que mujeres y niños que no habían podido escapar del lugar fueron aplastados por la multitud.

Según informó la Policía a los medios locales, los heridos estaban siendo desplazados a los hospitales más cercanos con dificultades a causa de la lluvia. Más de 45 mujeres y 30 niños fallecieron en la estampida. El incidente se produjo a las 10 de la mañana.

'Los heridos han sido trasladados a dos lugares, pero la cifra podría ser superior porque todavía estamos aguardando noticias de otros hospitales', declaró Daljit Singh Manhas, un alto cargo policial al periódico The Times of India.

El rescate de los heridos se produjo con la ayuda de un teleférico que conecta con el valle de la montaña, mientras llegaban los helicópteros al templo desde donde se encuentran como telón de fondo los Himalayas.

'Por el momento nuestros esfuerzos se concentran en el rescate. Una vez hayamos concluido, investigaremos la causa del accidente', indicó Anurag Garg, un responsable policial, a los medios de comunicación indios.

Miles de peregrinos se habían congregado en el templo de Naina Devi para celebrar el festival de Shravan Navratas, que comenzó el sábado y dura nueve días. Esta fiesta religiosa reúne todos los años a miles de personas que rezan a la diosa hindú Shakrti, o madre divina.

La mayoría de los peregrinos procedían del estado vecino de Punjab y su número había aumentado hasta 25.000 personas durante el fin de semana. Se esperaba que el festival reuniera alrededor de 50.000 personas.

Los templos indios son un escenario habitual de estampidas ya que congregan a multitud de devotos que realizan sus ofrendas en las festividades religiosas. En lo que va de año ya se han producido al menos tres avalanchas, aunque con un número menor de fallecidos.

Las medidas de seguridad suelen ser escasas con ocasión de los festivales religiosos en la India, sobre todo teniendo en cuenta que suele tratarse de áreas pequeñas con difícil acceso para los devotos, que en ocasiones pueden llegar a suponer cientos de miles de personas.

La televisión india mostró imágenes con sandalias, ropas rasgadas y guirnaldas de flores utilizadas como ofrendas esparcidas por el camino al templo.El vicepresidente indio, Hamid Ansari, expresó su profundo dolor por las víctimas del templo.