Publicado: 27.02.2014 11:25 |Actualizado: 27.02.2014 11:25

Rusia concede asilo a Yanukóvich

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rusia ha dado asilo a Víktor Yanukóvich, el presidente depuesto de Ucrania, después de que el mandatario pidiera a las autoridades de Moscí que le protegieran ante las acciones de "extremistas". El Kremlin, según las agencias rusas, ha aceptado "garantizar su seguridad personal en el territorio de la Federación Rusa".

Por ahora no está claro si el expresidente se encuentra ya en territorio ruso. Desde el viernes, se encuentra en paradero desconocido. Las nuevas autoridades emitieron el lunes una orden de busca y captura en su contra por su supuesta responsabilidad en la muerte de manifestantes en los enfrentamientos con la Policía registrados en los últimos días en Kiev.

Las agencias informan de que ya se encontraría en Rusia y, de hecho, aseguran, citando a fuentes cercanas a Yanukóvich, que el mandatario ofrecerá este viernes una rueda de prensa en Rostov del Don, una ciudad del sur de Rusia, a partir de las 17 horas (13.00 GMT). El depuesto presidente fue visto por última vez en la localidad de Balklava, en la península de Crimea, el domingo por la noche, según el Ministerio del Interior ucraniano.

Moscú ha negado de momento que el mandatario derrocado se encuentre en territorio ruso. Según el portal de noticias rbc.ru, Yanukóvich había llegado a Moscú en la madrugada del pasado martes y se había hospedado en el hotel Radisson Royal conocido anteriormente como Ucrania. El medio, que cita a un alto cargo que habló en condiciones de anonimato, asegura que el mandatario pasó la noche en uno de los restaurantes del hotel en medio de elevadas medidas de seguridad sin que ni siquiera el personal tuviera acceso al mismo. Luego, supuestamente se desplazó a la localidad de Barvija de la región de Moscú, donde hay un sanatorio de la Administración del presidente de Rusia, cuyo portavoz, sin embargo, no confirmó esa información.

En una declaración difundida por la agencia rusa Interfax, Yanukóvich ha afirmado que se sigue considerando el jefe de Estado legítimo de su país. En un mensaje "al pueblo de Ucrania" señaló que es víctima de amenazas y dijo que el nuevo poder en Kiev es ilegítimo. "Yo, Víktor Fiodorovich Yanukóvich, me dirijo al pueblo de Ucrania. Como antes, me considero el jefe legítimo del Estado ucraniano, elegido por la voluntad libremente expresada de los ciudadanos ucranianos", señaló el texto.

El depuesto presidente ucraniano también afirmó que cualquier orden que se dé a las Fuerzas Armadas y a los servicios de seguridad para intervenir en los asuntos internos políticos del país será ilegal y criminal.  También ha anunciado que está determinado a luchar hasta el fin por el cumplimiento de "los importantes acuerdos alcanzados para sacar a Ucrania de su profunda crisis política", en referencia al acuerdo que él suscribió el 21 de febrero con la entonces oposición y la mediación de la Unión Europea.

Acerca del nuevo poder que se ha instalado en Kiev, Yanukóvich dijo que "lamentablemente, todo lo que ocurre ahora en la Rada Suprema (legislativo) de Ucrania no es legítimo". Agregó que las decisiones que se adoptan en estos momentos en el Parlamento se toman en ausencia de muchos de los miembros del Partido de las Regiones -su propia formación- y de otros grupos, que temen por su vida, y alguno de los cuáles fueron víctimas de violencia y se vieron obligados a abandonar Ucrania de manera ilegal.

"Es evidente que el pueblo en el sureste de Ucrania y Crimea (zonas rusohablantes) no acepta el vacío de poder y lo que está ocurriendo en el país, cuando los dirigentes de los ministerios son elegidos por una muchedumbre en una plaza", añadió Yanukóvich.