Público
Público

Rusia desplegará 3.800 soldados en cada una de las regiones separatistas

Moscú da la bienvenida a los observadores europeos mientras Georgia anuncia que las tropas rusas comienzan a abandonar sus puestos de control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rusia ha acordado con Abjasia y Osetia del Sur el emplazamiento de hasta 3.800 soldados rusos en cada una de esas regiones separatistas georgianas, según anunció hoy el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov.

'Ya hemos acordado el contingente -3.800 efectivos en cada república- y determinado su estructura y localización', informó el ministro al presidente ruso, Dmitri Medvédev, durante una reunión, según las agencias rusas.

Precisó que en Osetia del Sur, los soldados serán emplazados en la capital, Tsjinvali, y en Dzhava, y en Abjasia, por el momento, en la zona en la que estaban destacadas las fuerzas de paz rusas.

'En un futuro determinaremos los lugares concretos en los que serán emplazados. Estamos llevando a cabo este trabajo y ya hay una idea del número y de la localización de nuestras fuerzas', señaló.

Por su parte, Medvédev indicó que tras la firma de los acuerdos, Rusia debe 'aplicar de inmediato la resolución final respecto a la configuración de la presencia de las fuerzas armadas rusas en el territorio de estas dos repúblicas a petición de sus autoridades'.

Asimismo, el presidente se mostró convencido de que 'cuantos más observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y la Unión Europea (UE) haya en territorio georgiano, sin duda, mucho mejor'.

'Espero que al menos eso frene al régimen belicista georgiano de llevar a cabo cualquier acción estúpida', declaró.

En tanto, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, subrayó que las tropas rusas permanecerán en territorio abjaso y suroseta durante un largo periodo de tiempo con el fin de garantizar la seguridad de la población de ambas regiones. '[Las tropas rusas] permanecerán allí largo tiempo. Al menos a medio plazo será algo absolutamente necesario para evitar nuevas agresiones', subrayó.

Mientras, las tropas de paz rusas comenzaron a abandonar sus puestos de control en territorio georgiano administrado por Tiflis, según fuentes oficiales de Georgia.

El primer puesto en ser desmantelado se encuentra en la región de Chjorotskussk, en el oeste de Georgia, no lejos de la frontera con la región separatista de Abjasia. Seguidamente, unidades abjasas también comenzaron a replegarse de Ganmujuri, entre el júbilo de los residentes locales, que izaron una bandera georgiana, según la televisión. El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, cifró en 24 el número de puestos de control rusos en territorio administrado por Tiflis.

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, anunció la víspera tras reunirse con su colega francés, Nicolas Sarkozy, que las tropas rusas abandonarían la zona del puerto de Poti (mar Negro) en el plazo de una semana.

En cuanto al resto de la franja de seguridad adyacente a las separatistas Osetia del Sur y Abjasia, Rusia retirará sus tropas en los diez días posteriores a que una misión civil de la UE y otra policial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) asuman las funciones de seguridad en la zona.