Publicado: 29.03.2014 15:42 |Actualizado: 29.03.2014 15:42

Rusia niega que tenga planes militares de invadir Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, negó hoy que el Gobierno tenga planes militares de invadir territorio ucraniano, después de que Kiev y EEUU denunciaran la concentración de tropas y blindados rusos en la frontera.

"Nosotros no tenemos absolutamente ninguna intención e interés en cruzar la frontera con Ucrania", dijo Lavrov al canal de televisión Vesti 24.

La Cancillería rusa ya negó rotundamente el viernes la concentración de tropas en la zona, aduciendo que las inspecciones occidentales y ucranianas no han detectado ninguna movilización militar ni "preparativos agresivos" contra Ucrania.

Por otra parte, Lavrov destacó que en los últimos días las posiciones de Rusia y Occidente sobre la crisis en Ucrania "se han acercado". "Mi último encuentro con el secretario de Estado norteamericano en La Haya y los contactos con Alemania, Francia y otros países demuestran que se perfila una posible iniciativa conjunta que podría ser planteada a nuestros colegas ucranianos", destacó.

Lavrov recordó que, hasta hace poco, las potencias occidentales "proponían crear una especie de grupo de contacto en el que, bajo su supervisión, Rusia y aquellos que han tomado el poder en Kiev tendrían que ponerse de acuerdo" "Ese es un formato absolutamente inadmisible. En ningún caso se trata de eso. Lo que ocurre en Ucrania es resultado de una profunda crisis estatal", subrayó.

Esa crisis es, a su juicio, consecuencia de "la incapacidad y no quiero acusar de falta de voluntad de cada dirigente que llega al poder de reconciliar los intereses del Oeste y el Sureste" del país. "Las cosas no pueden seguir así. Consideramos que es necesaria una muy profunda reforma constitucional", recalcó. Al respecto, recordó que "federación ya no es ni mucho menos una palabra tabú en las conversaciones (...), ya que no vemos otro camino para el desarrollo estable del Estado ucraniano, además del federativo". "Estoy seguro de que debemos insistir en ello (la federación en Ucrania), no porque nosotros así lo queremos, sino porque es una demanda de las regiones orientales y sureñas" de Ucrania, indicó.

Lavrov desafió a "encontrar una mágina fórmula en el marco de un Estado unitario en el que cuando el Oeste, el Sur y el Este celebran diferentes fiestas, honran a distintos héroes, la economía es absolutamente diferente, hablan diferentes idiomas". "En tales condiciones, es muy difícil vivir en un Estado unitario", agregó. Y subrayó la importancia de que esa Constitución también corrobore del estatus de Ucrania como país que se mantiene al margen de bloques militares como la OTAN.

"Estamos convencidos de que aquí no puede haber dobles sentidos. Hay demasiados por el momento y ausencia de intenciones. Las intenciones cambian y los hechos se forjan sobre el terreno", dijo. Y desveló un documento que Rusia presentó el pasado 10 de marzo a Occidente y otros socios con los primeros pasos que Moscú propone para arreglar la crisis originada en Ucrania por el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich.

Para empezar, habría que desarmar a las bandas ilegales y desalojar edificios y lugares públicos, como el centro de Kiev, incluido el Maidán, y después consensuar la reforma constitucional entre todos los partidos y regiones. Cada región debería tener amplias competencias en el ámbito económico, lingüístico y cultural, y se establecerá el ruso como segunda lengua estatal. Sólo una vez aprobada la nueva Carta Magna a través de un referéndum, se celebrarían elecciones parlamentarias y presidenciales.