Publicado: 02.11.2015 11:55 |Actualizado: 02.11.2015 12:39

Rusia alienta la idea de que el siniestro del avión se deba a un atentado terrorista

La compañía aérea MetroJet, propietaria del avión ruso siniestrado en Egipto, aseguró que la única causa posible para que el aparato se desintegrara en el aire es "una acción mecánica exterior". Las autoridades rusas han confirmado que las dos cajas negras localizadas se encuentran en buen estado, por lo que podrán ser analizadas sin problema.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Restos del avión ruso siniestrado este 31 de octubre en la península egipcia del Sinaí, con 224 personas a bordo. EFE

Restos del avión ruso siniestrado este 31 de octubre en la península egipcia del Sinaí, con 224 personas a bordo. EFE

MOSCÚ.- El Kremlin y la compañía aérea MetroJet (Kogalymavia), propietaria del avión siniestrado en Egipto, no excluyeron este lunes ninguna hipótesis, incluido el atentado terrorista, como causa de la tragedia, aunque advirtieron de que es pronto para sacar conclusiones.

"Ahora no se puede descartar ninguna versión", dijo el portavoz del Kremlim, Dmitri Peskov, preguntado por los periodistas acerca de si se contemplaba la posibilidad de un ataque terrorista. Pero se mostró cauteloso cuando dijo que "pero la investigación solo está comenzando su trabajo...hay que esperar al menos a los primeros resultados".

Casi simultáneamente, directivos de la aerolínea siniestrada aseguraron hoy que la única causa posible para que el Airbus A321 se desintegrara en el aire es "una acción mecánica exterior", y señalaron que los pilotos perdieron totalmente el control del aparato antes de comenzar la caída.

Las autoridades rusas han confirmado que las dos cajas negras localizadas tras la caída del avión se encuentran en buen estado, por lo que en principio podrán ser analizadas sin problema.

El ministro de Emergencias de Rusia, Vladimir Puchkov, ha explicado este lunes a la agencia Itar-Tass que las dos cajas negras no han sufrido daños. Una de ellas sirve para registrar los datos del vuelo, mientras que la otra graba las conversaciones de la cabina.

Puchkov ha participado en un encuentro en Egipto junto a autoridades locales y representantes de la agencia de aviación rusa. Durante esta reunión, las dos partes han avanzado hacia una "segunda fase de las operaciones de búsqueda", para agilizar el traslado de las pertenencias de las víctimas.



"No puede haber tal conjunción de fallos de sistemas que lleven a que el avión se desintegre en el aire"

"La única causa que puede explicarlo es una acción mecánica exterior en la aeronave", dijo en conferencia de prensa el vicedirector general de la compañía para vuelos, Alexánder Smirnov. "No puede haber tal conjunción de fallos de sistemas que lleven a que el avión se desintegre en el aire", agregó.

Smirnov subrayó que "incluso en caso de una despresurización súbita los pilotos podrían ponerse las máscaras de oxígeno, y los pasajeros también". Preguntado sobre la posibilidad de un ataque terrorista afirmó que "puede haber sido cualquier cosa" aunque pidió esperar a los resultados de las investigaciones.

Por otra parte, el Airbus volaba descontrolado antes de estrellarse en el Sinaí, afirmó el vicedirector técnico, Andrei Averianov, en la misma conferencia de prensa.

Dijo que de acuerdo a la información del sistema de seguimiento Flight Radar, "el avión redujo la velocidad más de 300 kilómetros por hora en menos de un minuto y simultáneamente perdió 1,5 kilómetros de altitud".

"Un avión no puede volar en ese régimen, y menos un avión de pasajeros o de carga. Esto significa que la aeronave volaba de manera descontrolada, y no estaba volando, sino cayendo", señaló.

"Antes de empezar a caer el A-321, es muy probable que sufriera un daño considerable en su construcción lo que no le permitiría volar"

También explicó que el Airbus seguramente estaba ya seriamente dañado antes de estrellarse contra el suelo. "Antes de empezar a caer el A-321, es muy probable que sufriera un daño considerable en su construcción lo que no le permitiría volar, y obviamente, en el momento de comenzar la situación catastrófica, la tripulación perdió totalmente el control", dijo. "Eso explicaría por qué no hubo intentos de informar de una emergencia a bordo", añadió

El mismo sábado, horas después de estrellarse el avión con 224 personas una media hora después de despegar de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo, tanto Rusia como Egipto descartaron la posibilidad de un ataque terrorista.

"El avión tenía unas condiciones excelentes"

El avión recibió este mismo año un certificado de aeronavegabilidad, según han informado reguladores irlandeses, país en el que estaba registrada la aeronave.

"La Autoridad Irlandesa de Aviación llevó a cabo su revisión anual de las certificaciones en apoyo a su renovación anual del Certificado de Aeronavegabilidad, y todas las certificaciones fueron satisfactorias en ese momento", ha dicho el portavoz del organismo.

Sin embargo, ha recalcado que la revisión de las operaciones del avión, incluidas las revisiones diarias y mensuales, eran responsabilidad rusa, según las normas de la Organización Internacional de Aviación Civil.

El copiloto del avión se había quejado previamente del estado del aparato, según ha asegurado su esposa, Natalya Trukhacheva, en una entrevista en la televisión rusa NTV.

Durante la entrevista, recogida por varios medios, la mujer del copiloto -Serguéi Trukachev- aseguró que su hija "le llamó antes de que volara". "Antes del vuelo, se quejó de las condiciones técnicas del aparato dejaban mucho que desear", ha explicado Trukhacheva.

Un alto cargo egipcio había afirmado previamente que antes de que el avión perdiera contacto con los controladores de tráfico aéreo, el piloto había emitido por radio mensajes de que el avión estaba experimentando problemas técnicos y que intentaría aterrizar en el aeropuerto más cercano.

No obstante, el ministro de Aviación Civil, Hossam Kamal, ha afirmado que no hay signos de que hubiera ningún problema a bordo del avión, y que el piloto no emitió ninguna llamada de emergencia antes de estrellarse.