Público
Público

Rusia ordena cortar gradualmente el suministro de gas a Bielorrusia

Moscú reclama una deuda de 200 millones de dólares. El suministro a Europa podría verse afectado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, ha ordenado al monopolio de gas ruso Gazprom que vaya cortando gradualmente el suministro de gas a Bielorrusia, un país con el que sin embargo continuarán las conversaciones para solucionar su contencioso energético, informó el director general de la compañía, Alexei Miller.

Gazprom anunció que el recorte de los suministros se llevará a cabo de manera paulatina: 'Hemos empezado con el 15%, para luego alcanzar de manera escalonada el 85%. El ritmo de la disminución (...) dependerá de cuán constructiva sea la posición de la parte bielorrusia y de su disposición a resolver los problemas de la deuda', dijo a la agencia Interfax, el portavoz de la compañía, Serguéi Kupríanov.

Desde comienzos de año, Bielorrusia paga por el gas ruso una tarifa establecida unilateralmente por Minsk, inferior a la estipulada en el contrato, lo que ha generado ya una deuda de 200 millones de dólares.

El jefe del Kremlin fue informado por Miller del fracaso de las conversaciones con la parte bielorrusa, que ofreció saldar la deuda con mercancías. 'Gazprom no puede aceptar el pago de deudas en empanadas, en mantequilla, en queso o en otros medios de pago', dijo Medvédev, citado por la agencias rusas, al subrayar que la legislación rusa prohíbe los pagos en especie.

La medida puede afectar a los consumidores europeos del carburante ruso, ya que por el territorio de Bielorrusia transita cerca del 20% del gas que Rusia exporta a Europa. Gazprom había advertido a Bielorrusia de que en caso de no pagar, reduciría los suministros de gas en un 85%, bombeando sólo el necesario para mantener la presión en el sistema de gasoductos, a fin de garantizar el carburante para los consumidores europeos.

Sin embargo, según Minsk, el recorte de los suministros afectará sin falta las exportaciones a Europa, pues no tendrá suficientes recursos para mantener la presión en los gasoductos de tránsito.

'Si limitan los suministros es improbable que no se vea afectado el tránsito', señaló un alto cargo del ministerio bielorruso de Energía, quien destacó también los graves problemas con los que chocaría la industria de su país, según la agencia rusa RIA-Nóvosti.