Publicado: 14.03.2014 10:51 |Actualizado: 14.03.2014 10:51

Rusia se reserva el derecho de proteger a sus ciudadanos residentes en territorio ucraniano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En medio de un aumento de la tensión y a dos días del referéndum de Crimea, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, se reúnen este viernes en Londres en busca de salidas a la crisis de Ucrania.

El encuentro llega después de que un joven muriera apuñalado durante los enfrentamientos entre prorrusos y partidarios del Gobierno de Kiev en la ciudad de Donetsk, situada en el este de Ucrania y de mayoría rusohablante. Otras 15 personas resultaron heridas. Para Moscú, estos incidentes evidencian que las autoridades ucranianas han perdido el control y ha avisado de que se reserva el derecho de proteger a sus compatriotas. "Grupos radicales armados con pistolas traumáticas y bates de béisbol atacaron a manifestantes pacíficos que salieron a las calles de la ciudad para expresar su postura hacia la posición destructiva de las personas que se hacen llamar autoridades ucranianas", reza un comunicado del Ministerio de Exteriores ruso. En reiteradas ocasiones hemos declarado que los que han llegado al poder en Kiev deben desarmar a los guerrilleros, garantizar la seguridad de la población y el derecho legítimo de la gente a manifestarse", añade la declaración.

Mientras, los jefes de la diplomacia de Rusia y EEUU han iniciado su reunión en la residencia del embajador estadounidense en la capital británica, en Regent's Park, tras la cual está prevista una rueda de prensa a primera hora de la tarde. Los dos ministros, que han mantenido consultas constantes durante las últimas semanas, acudieron por separado en sendas comitivas y antes del encuentro, considerado crucial de cara al plebiscito de este domingo en Crimea, destacaron la importancia de buscar una salida a sus diferencias sobre Ucrania.

"Tenemos mucho de lo que hablar" sobre "cómo avanzar" y cómo resolver nuestras diferencias, apuntó Kerry, mientras Lavrov se mostraba "satisfecho" de celebrar este encuentro. "Estamos en una situación difícil, muchas cosas han pasado y hemos perdido mucho tiempo, así que tenemos que ver qué se puede hacer", apuntó por su parte el ministro ruso. Su encuentro se vio antecedido por una reunión de John Kerry en la residencia oficial de Downing Street con el primer ministro británico, David Cameron, y el ministro de Exteriores del Reino Unido, William Hague. Según ha adelantado el propio Kerry, presentará a Lavrov "opciones" para resolver el conflicto de Ucrania, pero ha advertido de que EEUU y la Unión Europea (UE) pueden tomar "serios pasos" si finalmente Rusia incorpora Crimea a su territorio.

En una nueva discusión sobre Ucrania en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el embajador ruso, Vitaly Churkin, aseguró que Moscú "no quiere la guerra". Asimismo defendió el derecho de Crimea a separarse debido al "vacío legal" de Kiev. Churkin denunció además el "violento derrocamiento del Gobierno legítimo por los radicales de Kiev" y aseguró que Rusia "no quiere exacerbar más la situación", algo que consideró que han hecho otros países durante los últimos meses apoyando las protestas contra el Ejecutivo del depuesto Víctor Yanukóvich, contra el que la Fiscalía ucraniana ha abierto cuatro casos penales más.

Por su parte, Arseni Yatseniuk, primer ministro interino de Kiev, denunció en la ONU denunció una "agresión militar" rusa contra su país "que no tiene razón ni motivo" y, aunque recalcó que aún hay "una oportunidad de solución", advirtió de que se trata de un conflicto que" va más allá de las fronteras de Ucrania". Recordó que en 1994 su país renunció a su arsenal nuclear, heredado de la desaparecida Unión Soviética y que entonces era el tercero mayor del mundo, y con el llamado Memorando de Budapest (uno de cuyos firmantes fue Rusia) se garantizó la independencia y la soberanía nacional de Ucrania. Por ello, Yatseniuk advirtió de que, si no se respeta ahora ese acuerdo, "sería muy difícil convencer a nadie" de que renuncie a sus armas nucleares, lo que "debilitaría" a todo el sistema internacional de no proliferación.

Los catorce miembros restantes miembros del Consejo de Seguridad defendieron de forma unánime la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. EEUU presentó un borrador de resolución que declara ilegal el referéndum secesionista de Crimea con la intención de que el texto pueda votarse antes del domingo aún sabiendo que Moscú ejercerá su derecho de veto. En el debate, la embajadora estadounidense, Samantha Power, repasó las actuaciones políticas y militares rusas de las últimas semanas, y resumió que "esta no es la conducta de los que dicen tener la ley de su lado".

El embajador francés, Gérard Araud, criticó el referéndum de Crimea, del que dijo que "sólo se podrá votar 'sí' o 'sí'", y consideró "una ironía que roza el surrealismo" que Rusia, que siempre rechazó la declaración de independencia de Kosovo, diga ahora que esa declaración no es ilegal a fin de justificar el derecho de Crimea a separarse de Ucrania. China, que se ha alineado con Rusia en cuestiones como el conflicto civil sirio, volvió a manifestar una posición muy cauta, aunque volvió a señalar su política de no interferir en los asuntos internos de otros países y respetar la integridad territorial de los estados.

La web del Kremlin ha sido objetivo de un "potente" ataque que ha provocado su cierre temporal, según ha informado este viernes por la mañana un portavoz de la propia Presidencia rusa.

Los 'hackers' no sólo han atacado el portal de la Presidencia sino también el del Banco Central. Expertos de los servicios de seguridad han reforzado la vigilancia para tratar de impedir nuevos bloqueos, aunque según la portavoz el ciberataque "continúa". El Kremlin no ha responsabilizado a ningún grupo de lo ocurrido ni ha aclarado si este ataque guardia alguna relación con la crisis política de Ucrania.