Publicado: 03.03.2014 11:28 |Actualizado: 03.03.2014 11:28

Rusia unirá su territorio con un puente a la península de Crimea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, anunció este lunes que Rusia llevará adelante el proyecto de construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que separa la península de Crimea del territorio de Rusia firmado con el anterior Gobierno ucraniano. El anuncio de Medvédev coincide con la gran tensión en esa región autónoma ucraniana, donde las tropas rusas están hostigando a las fuerzas ucranianas para tomar el control.

"Hemos adoptado decisiones que son vinculantes, en particular documentos que fueron firmados en diciembre del año pasado que no han sido modificados ni denunciados por nadie", dijo el primer ministro ruso, en referencia al puente sobre el estrecho de Kerch, citado por las agencias rusas. En una reunión con la cúpula del Gobierno en las afueras de Moscú, Medvédev recalcó que Ucrania "ha sido, es y será un socio económico-comercial muy importante para Rusia, y el ejecutivo debe ocuparse precisamente de estos asuntos".

El acuerdo para unir con un puente Crimea (poblada mayoritariamente por rusos étnicos) con el territorio ruso fue suscrito entre otros proyectos de cooperación con el Gobierno del depuesto presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Rusia.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, afirmó en la sede de la ONU en Ginebra que las tropas rusas desplegadas en la provincia autónoma ucraniana de Crimea se mantendrán hasta que los derechos de los rusos sean respetados. "Los que han tomado el poder en Ucrania están imponiendo su victoria para atacar los derechos fundamentales de los rusos. Hay que defenderse de esta agresión", afirmó Lavrov en el segmento de alto nivel de la vigésimo quinta sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El canciller ruso explicó que el gobierno interino de Alexander Turchínov "quiere acabar con los derechos legítimos de la minoría rusa", algo que a su entender también secunda el Tribunal Supremo ucraniano. Para Lavrov los que gobiernan en Kiev son "radicales antidemocráticos" que han tomado el poder de forma ilegítima y por ello la Federación Rusa considera que tiene el deber de "defender" a los "hermanos rusos" residentes en Ucrania.

Las autoridades ucranianas aseguran que la presión de los militares rusos sobre la guardia fronteriza de su país en la península de Crimea, para que se pasen al Gobierno prorruso local, se ha intensificado en las últimas horas, con el empleo de la fuerza física y métodos psicológicos. Así lo señaló hoy el Servicio estatal de Guardafronteras de Ucrania (SEG), en un comunicado en el que agrega que todo su personal sigue fiel al Gobierno central ucraniano. "Durante los asaltos a los puestos fronterizos se produce el empleo de la fuerza física bruta, amenazas con armas e intimidaciones. Los militares rusos intentan presionar psicológicamente a los guardafronteras ucranianos para que obedezcan a las nuevas autoridades de Crimea", denuncia un comunicado de SEG.

Un soldado sin identificar observa el territorio de una unidad militar ucraniana desde un vehículo militar. EFE

Los guardafronteras ucranianos siguen en sus puestos en el punto fronterizo "Krim" (Crimea), rodeado por un centenar de militares rusos, y en el aeropuerto de Simferópol, capital de la autonomía que se ha declarado en rebeldía contra las nuevas autoridades de Ucrania. Los militares rusos "intentan activamente reclutar al personal, les exigen datos de las unidades operativas y de los colaboradores. También intentan averiguar información confidencial sobre las estructuras de mando", subrayó el SEG, que denuncia "ataques totales a los destacamentos de Guardafronteras" en las últimas 24 horas.

Tropas rusas bloquean la sede de la Dirección regional guardafronteras de los mares Negro y Azov, los destacamentos de Simferópol y Kerch, y los puestos de la guardia marítima de Kerch y Sebastopol, según las autoridades ucranianas. También se han hecho con el control total del puerto de Kerch, conexión marítima entre Crimea y Rusia a través del estrecho de Kerch, según adelantaron medios locales ucranianos.

El nuevo presidente prorruso de Crimea, Serguéi Axiónov, al que no reconoce Kiev, se arrogó el sábado el mando sobre todos los soldados ucranianos destacados en la península y anunció ayer la creación de la Marina de Guerra de esta república autónoma. Axiónov indicó que el mando de la Armada lo tendrá el contraalmirante Denís Berezovski, que ayer mismo juró lealtad a la autonomía crimea tras desertar como comandante en jefe de las fuerzas navales ucranianas, cargo que había asumido el sábado. Más de 5.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania se han subordinado a la república autónoma, aseguró hoy un portavoz de las autoridades crimeanas en declaraciones a la agencia rusa Interfax.