Público
Público

Rusia y Georgia vuelven a lanzarse acusaciones

Ambos países recuerdan a las víctimas un año después de la guerra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un homenaje silencioso y amargas acusaciones marcaron ayer el primer aniversario de la guerra que libraron Georgia y Rusia por la provincia separatista de Osetia del Sur, donde las tensiones no resueltas amenazan con desembocar en nuevas hostilidades. El conflicto, en el que murieron 400 georgianos, 67 militares rusos y 162 civiles surosetas, causó también casi 200.000 desplazados, de los que 18.000, en su mayoría georgianos de Osetia, siguen sin poder volver a sus hogares.

El Gobierno de Georgia el jueves presentó un informe, según el cual la contienda fue desatada por la invasión del Ejército ruso, y no por el ataque de las fuerzas georgianas contra Osetia del Sur. Por su parte, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, defendió ayer la intervención rusa y acusó al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, de causar 'graves pérdidas en vidas humanas'.

Un alto el fuego no siempre respetado, intercambio de artillería esporádico y la retirada de observadores internacionales de las dos regiones separatistas de Georgia mantienen vivo el riesgo de un nuevo conflicto.

Ayer, de forma parecida en regiones rivales, las banderas fueron arriadas y la población mantuvo minutos de silencio en varios ceremoniales en memoria de los muertos. Saakashvili, se desplazó a Gori, que fue bombardeada por la aviación y ocupada por las tropas rusas hasta que la mediación europea permitió detener la guerra el 12 de agosto. Tanto nacionalistas como opositores se manifestaron 'contra la ocupación rusa'.

Moscú ha reconocido la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, a cuyos habitantes ya había concedido su nacionalidad. Ha establecido acuerdos de asistencia en caso de agresión exterior, y ha desplegado bases militares en ambas repúblicas.

Además, Rusia ha declarado que se reserva el derecho de 'usar toda la fuerza y medios disponibles' para defender a la población de Osetia del Sur.