Público
Público

Sadam temía más a Irán que a Estados Unidos

El dictador iraquí quiso hacer creer al mundo que su régimen poseía armas de destrucción masiva para no parecer débil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sadam Husein consideraba más peligroso Irán y sus líderes 'fanáticos' para la seguridad nacional de Irak que los EEUU, según se extrae de los interrogatorios a los que el FBI sometió al ex mandatario iraquí en 2004.

El instituto de investigación no gubernamental National Security Archive ha publicado en su página web los veinte interrogatorios y cinco conversaciones informales que mantuvieron los agentes estadounidenses con Sadam tras su captura, en 2003.

Del análisis de esos documentos se concluye que el presidente iraquí se sentía seriamente amenazado por el vecino Irán, con el que libró una guerra de ocho años, y quiso hacer creer al mundo que su régimen poseía armas de destrucción masiva para no parecer débil. Sadam admitió que había considerado ofrecer un acuerdo a EEUU para garantizar la seguridad de su país frente a amenazas externas.

Sadam negó cualquier vínculo con Al Qaeda y descalificó a su líder Osama bin Laden, además de nombrar a Corea del Norte como su mejor aliado en un posible conflicto.

Sadam confesó su responsabilidad personal en los ataques con misiles contra Israel durante la primera guerra del Golfo, en 1991, y culpó al Estado judío de 'todos los problemas de los árabes'.

Durante los interrogatorios, el ex mandatario iraquí desmintió algunos de los mitos que siempre le rodearon, como el empleo de dobles.

Sadam fue ejecutado en diciembre de 2006, tras ser acusado de crímenes contra la humanidad por la muerte de 148 chiíes en 1982.