Publicado: 23.12.2015 11:35 |Actualizado: 23.12.2015 11:35

Salah Abdeslam confesó a quienes le ayudaron a huir su participación en los atentados de París

Una de las personas arrestadas por la "participación en actividades de una organización terrorista", dijo que el yihadista "declaró haber estado en un coche y haber usado un kalashnikov para matar a gente".

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4
Comentarios:
La alerta emitida por la Policía francesa sobre el terrorista Abdeslam Salah. REUTERS

La alerta emitida por la Policía francesa sobre el terrorista Abdeslam Salah. REUTERS

PARÍS.- El belga Salah Abdeslam, contra quien se ha dictado una orden de busca y captura por su presunta implicación en los atentados yihadistas de mediados de noviembre en París, confesó a los dos cómplices que le ayudaron a huir que participó de forma directa en la matanza de 130 personas, informó este miércoles Le Parisien.

"Dijo haber estado en un coche y haber usado un kalashnikov para matar a gente", según el relato de una de esas dos personas, ambas arrestadas y acusadas de "asesinato terrorista y participación en actividades de una organización terrorista".



Abdeslam añadió que dejó expresamente en un coche abandonado el documento de identidad de su hermano Brahim, que formó parte del llamado comando de las terrazas, para que fuera "conocido en todo el mundo".

En el viaje que le condujo a Bélgica, según ese relato, estaba "tenso", aseguraba que tenía planeado "vengarse" por la muerte de su hermano, y auguraba que "los franceses iban a torturarle" si le capturaban.

Abdeslam compró ropa nueva en un supermercado para cambiarse, se hizo con un nuevo teléfono móvil y se rapó el pelo, después de haber intentado teñírselo en una peluquería que no ofrecía ese servicio, señaló "Le Parisien".

El fugitivo quiso evitar su distrito natal de Molenbeek y pidió que le condujeran al de Schaerbeerk, donde le esperaba una tercera persona y se despidió de ellos tras asegurarles que no le iban a volver a ver.

El rotativo Le Monde reveló este miércoles también nuevos elementos de la investigación, según los cuales Jawad Bendaoud, el hombre que prestó su piso a los yihadistas en Saint Denis, "sospechaba" de ellos, pero les dejó la casa porque quería el dinero.

El día del asedio de las fuerzas del orden, que duró siete horas y acabó con la muerte de tres personas, incluido el presunto cerebro del 13-N, Abdelhamid Abaaoud, Bendaoud indicó en los medios que no conocía a quienes se alojaron y dijo que solamente había prestado un favor a un amigo.

"150 euros por tres días. ¿Por qué no van a un hotel?. Incluso yo vi eso sospechoso. (...) Dudé, había algo que no estaba claro, pero quería el dinero", dijo a los investigadores, a quienes también quiso hacer creer que aunque había visto vídeos de Abaaoud en el pasado, no le reconoció.