Publicado: 02.04.2014 16:32 |Actualizado: 02.04.2014 16:32

El salario mínimo alemán excluye a jóvenes y parados de larga duración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El salario mínimo, pieza clave para el acuerdo de Gobierno en Alemania entre democristianos y socialdemócrtas, ha obtenido luz verde tras meses de duras negociaciones en el seno del Ejecutivo. Finalmente, el proyecto de ley ha sido presentado este miércoles y deja fuera a los menores de 18 años, algo previsto, a diferencia de la excluisión temporal de los parados de lagar duración que consigan un empleo, a los que no se aplicará la norma durante los seis primeros meses de su contratación.

El salario establecido será de 8,5 euros por hora, uno de los más altos de Europa y, según el Gobierno, no tendrá ningún impacto en la tasa de desempleo. Su tramitación parlamentaria comenzará en los próximo días, con la intención de que comience a aplicarse el 1 de enero de 2015.

Según el proyecto presentado hoy ante el gabinete por la ministra de Trabajo, la socialdemócrata Andrea Nahles, también quedarán fuera de ese salario mínimo los jóvenes menores de 18 años sin titulación y los becarios en formación, aunque si las prácticas no son obligatorias la excepción sólo se aceptará durante seis semanas.

Nahles subrayó que se trata de una ley de "justicia" que supondrá "un punto de inflexión" en la lucha contra la precariedad laboral en el país.

3,7 millones de trabajadores cobrarán un mínimo bruto de 1.145 euros al mes

El próximo 1 de enero 3,7 millones de empleados que perciben hoy sueldos inferiores al mínimo fijado verán aumentar sus salarios; un trabajador con jornada completa no podrá cobrar menos de 1.445 euros brutos al mes.

No obstante, habrá un periodo transitorio de dos años para determinados sectores que tienen convenios colectivos en vigor en los que han fijado un salario mínimo propio (desde los 6,5 euros la hora para los peluqueros, hasta los 13,95 en la construcción).

En opinión de Nahles, esta ley era "impensable" hace una década y las excepciones a la norma, que los socialdemócratas no contemplaban en un principio y que han aceptado para favorecer el consenso, son "razonables".

Sin embargo, la medida no convence ni a la industria ni a los principales sindicatos germanos. El presidente de la Federación Alemana de Oficios, Hans Peter Wollseifer, tachó hoy de "grave error" que la norma obligue a pagar el salario mínimo a partir de los 18 años.

En declaraciones a la cadena de televisión Phoenix, consideró que pagar cerca de 1.500 euros brutos al mes a un joven de 18 años que acaba de salir de la escuela y puede no tener ningún tipo de formación es "un falso cebo" para que abandonen los estudios.

El líder del sindicato Ver.di, Frank Bsirske, criticó la exclusión de los parados de larga duración de una medida que tiene como objetivo, recordó, evitar el "dumping salarial" en Alemania. En opinión de esta fuerza sindical, esa excepción a la regla es "una discriminación incomprensible".

Frente a este argumento, Nahles estimó que la medida puede ser una "ventaja" para los desempleados crónicos ante las dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo e hizo hincapié en que la exclusión sólo se aplicará en los primeros seis meses de contrato.

El salario medio en Alemania es de 2.889 euros al mes Nahles quiso precisar que el salario mínimo afectará tanto a trabajadores alemanes como extranjeros y rechazó la hipótesis de que la medida pueda aumentar la economía sumergida y el trabajo en negro, aunque garantizó que se reforzarán los controles.

A partir de enero de 2018 corresponderá a los agentes sociales actualizar el salario mínimo. Según las cifras del Ministerio de Trabajo, el salario medio en Alemania se sitúa en 2.889 euros mensuales (16,7 euros la hora), por lo que el salario mínimo fijado supone el 51% de la media.

Proporcionalmente el salario mínimo más elevado en la UE es el vigente en Francia (que supone el 62 % del salario medio nacional); en España el mínimo es el 44% del sueldo medio y un 60% inferior al alemán.