Público
Público

Sale a la venta la biografía que irrita a Assange

El fundador de WikiLeaks denuncia en un comunicado que la versión que hoy lleva a las librerías Canongate es un "borrador plagado de errores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La editorial Canongate puso a la venta esta mañana en Reino Unido la biografía 'no autorizada' del fundador de Wikileaks, Julian Assange, pese al intento de este por frenar la publicación a última hora acusando a los editores de 'oportunismo' y calificando la obra en un comunicado como 'un borrador plagado de errores'. 

Assange firmó un contrato con Canongate y la editorial estadounidense, Knopf, después de que el juez decretara el arresto domiciliario en diciembre del año pasado mientras se decidía su extradición a Suecia por el caso en el que está acusado de violar a dos mujeres. El fundador de Wikileaks comenzó a trabajar en un manuscrito con el escritor escocés Andrew O'Hagan con el que pretendía financiar sus problemas judiciales y a la organización después de que Visa, Mastercard y Pay Pal retiraran su apoyo para recolectar donaciones a través de internet.

Pero los problemas comenzaron una vez que ambos mandaron un borrador con el trabajo que habían realizado hasta el momento a la editorial británica. El 7 de junio Assange pidió a ambos editores renegociar el contrato y hacerlo más largo porque el cariz que había tomado el juicio por su extradición no le iba a dejar tiempo para dedicarse al 100% al libro.

Según el comunicado, difundido anoche en la web de WikiLeaks, tanto Canongate como Knopf aceptaron rescindir el compromiso. Pero el día 16 Assange y su representante dejaron de tener contactos con Jamie Byng, el responsable de la editorial británica. El diario The Independent, que publica hoy en exclusiva varios extractos del libro, da una versión distinta diciendo que Assange rescindió el contrato de manera unilateral, poniendo en un compromiso económico a Canongate, que ya había adelantado al equipo legal del fundador de WikiLeaks parte del pago por la obra.

De hecho, la editorial británica ha emprendido acciones legales contra el periodista australiano, tema que Assange no niega, aunque matiza. Según él, el dinero fue ingresado en la cuenta de FSI, el equipo de abogados que llevaron su caso hasta julio, sin su consentimiento, y el primer pago estaría siendo retenido por ellos por una reclamación con los costes legales que debía pagarles.

A lo largo del verano, según la versión de Assange, tanto él como su agente siguieron tratando de comunicarse con Byng y el día 19 Canongate les comunicó la decisión de publicar el libro.

'Hoy tendré que comprarlo para saber la cantidad de errores que contiene', sentencia Assange.

The Independent, en los extractos que ha publicado hoy, destaca la parte en la que Assange explicaría el caso de abusos sexuales.

El fundador de Wikileaks recuerda que llegó a ese país el 11 de agosto de 2010 y que a su llegada recibió noticias de uno de sus contactos de una agencia de servicios secretos occidental, que le alertó de que el Gobierno de Estados Unidos reconocía en privado que sería difícil procesarle, pero que se hablaba, en palabras de esa fuente, de lidiar con él 'de forma ilegal'.

'La fuente especificó lo que eso significaba: ganar evidencias sobre lo que teníamos en cuanto a información; sacar a la luz algún tipo de vínculo entre Bradley Manning y WikiLeaks; y si todo eso fallaba, desplegar otros medios ilegales'. Entre esos medios ilegales, el australiano puso varios ejemplos: 'colocarme drogas, 'encontrar' pornografía infantil en mi disco duro, o buscar la forma de involucrarme en acusaciones de conducta inmoral'.

Y Assange relaciona esta revelación con lo sucedido con lasdos denunciantes: 'No violé a esas mujeres y no me puedo imaginar nada de lo que ocurrió entre nosotros que les hiciera pensar eso, excepto que hubiera malicia, un plan conjunto para atraparme, o un malentendido terrible entre ellas'.

El australiano añade que quizás sea 'un cerdo egocéntrico' pero afirma rotundo que no es un 'violador', 'y sólo una versión distorsionada de políticas sexuales podría intentar convertirme en uno'.

'Ambas tuvieron relaciones sexuales consentidas conmigo y no tuvieron problema en estar conmigo después. Eso es todo'.