Público
Público

Saleh responde a la ONU con aún más violencia

Médicos y testigos afirmaron que decenas de disidentes resultaron heridas en los enfrentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al llamamiento de las Naciones Unidas de frenar la represión contra la revuelta, el dictador yemení, Alí Abdulá Saleh, ha respondido con aún más violencia. Horas después del comunicado, las fuerzas del régimen volvieron a atacar a opositores en Saná. Como resultado, murieron al menos diez personas, entre ellas varios soldados desertores.

Médicos y testigos afirmaron que decenas de disidentes resultaron heridas en los enfrentamientos. El Ejército usó lanzagranadas, morteros y armas automáticas en los barrios de Soufan y al Nahda, donde tienen su base combatientes tribales y miembros de una unidad militar escindida que se oponen al tirano.

Saleh tampoco aceptó dimitir, rechazando así la segunda petición del Consejo de Seguridad de la ONU, y se negó a firmar el acuerdo del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que le concede inmunidad a cambio de renunciar a su cargo.

Ésta es la tercera vez desde el inicio de las protestas, el pasado febrero, que el dictador yemení amaga primero con dimitir y más tarde se retracta.

Desde la Plaza del Cambio de la capital, las miles de personas que llevan semanas acampadas para exigir el fin de los 33 años de dictadura rechazaron la impunidad que el CCG ofrece al tirano y reclamaron justicia.