Publicado: 27.03.2016 08:41 |Actualizado: 27.03.2016 14:56

Sanders suma Hawai a sus amplías victorias en Washington y Alaska

"Estamos en el camino hacia la victoria", aseguró el senador tras conocer los resultados.

Publicidad
Media: 4.36
Votos: 11
Comentarios:
Bernie Sanders habla a sus seguidores. EFE/EPA/MATT MILLS MCKNIGHT

Bernie Sanders habla a sus seguidores. EFE/EPA/MATT MILLS MCKNIGHT

WASHINGTON.- El senador Bernie Sanders, aspirante demócrata a la Casa Blanca, fue el gran triunfador el sábado al ganar por amplios márgenes a su rival, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, en los caucus (asambleas populares) celebrados en Hawai, Alaska y el estado de Washington.

En Hawai, que repartió 25 delegados, Sanders se impuso con una clara diferencia al obtener el 71 % de los votos contra el 29 % que logró Clinton, informan los medios estadounidenses.





En Alaska (16 delegados en juego), Sanders obtuvo el 82 % de los votos, contra 18 % para Clinton, mientras que en Washington (101 delegados) el senador superó a su rival por 73 % a 27 %.

Esta triple victoria resulta fundamental para dar un nuevo impulso a la campaña de Sanders de cara a las primarias que se celebrarán en el medio oeste y el noreste del país el próximo mes, pero Clinton sigue siendo la clara favorita.

Y es que pese a ser el gran ganador de la jornada y acortar diferencias con la cantidad de delegados obtenidos por laex secretaria de Estado, todavía la diferencia entre ambos es amplia.

No obstante, a la espera del recuento final en los estados de Washington, Alaska y Hawai, se espera que los caucus de este sábado aumenten de manera considerable el número de delegados para Sanders, quien en la última semana también se hizo con la victoria en los estados de Idaho y Utah.

Con el recuento actual, la exprimera dama tiene 1.228 delegados obtenidos en voto popular y 469 "superdelegados", funcionarios electos que votan en la Convención Nacional de julio, mientras que Sanders tiene 947 delegados del voto popular y 29 "superdelegados".

Los dos aspirantes demócratas tienen su próxima cita electoral el próximo 5 de abril en Wisconsin, donde se repartirán 86 delegados, pero la estrategia de Sanders pasa por llegar con opciones a California, donde se reparten 475 delegados en junio, la mayor cifra de todos los estados.