Público
Público

'Sandy' azota el este de Cuba

El huracán aumenta de intensidad a su paso por la isla. Hay al menos un muerto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán Sandy ha abandonado ya la isla de Cuba donde a su paso ha dejado al menos un muerto y daños materiales, además de árboles derribados y cortes de luz. Procedente de Jamaica y ganando intensidad en su acercamiento a la mayor de las Antillas, tocó tierra en la costa sureste de Cuba hacia la 1:00 hora local (6:00 GMT) en la zona de 'Playa Mar Verde', cerca de la ciudad de Santiago, que es la segunda más importante del país, y ha azotado durante cinco horas el este de la isla.

De momento se desconoce con exactitud la magnitud de los daños que ha provocado este huracán en Cuba aunque es previsible que a lo largo de este jueves se facilite información al respecto. La emisora estatal Radio Rebelde ha informado de que una mujer falleció en Palma Soriano, en la provincia de Santiago de Cuba, y hay algunas personas heridas, pero no ha dado más detalles.

En el momento de abandonar Cuba, se mantenía como huracán de categoría dos (de un máximo de cinco en la escala Saffir-Simpson) con vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros hora. Según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología cubano (INSMET), en las próximas 24 a 48 horas, Sandy mantendrá rumbo norte y en la noche inclinará su trayectoria al nortenoroeste disminuyendo su velocidad de traslación y debilitándose gradualmente, aunque mantendrá todavía la categoría de huracán mientras transita sobre las Bahamas. 

A pesar de la salida de Sandy del territorio cubano, continuarán las condiciones meteorológicas adversas en el oriente de la isla con intensas precipitaciones, fuertes vientos huracanados e inundaciones en la costa. Cinco provincias orientales -Santiago, Las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo- han permanecido en fase de alarma y otras cuatro regiones centrales se mantienen en alerta o en fase informativa.

Antes de la llegada de Sandy las autoridades cubanas activaron sus planes de defensa civil que han conllevado decenas de miles de evacuaciones preventivas, la protección de recursos económicos como cosechas y equipamientos agrícolas e industriales y estrecha vigilancia sobre el estado de los embalses y ríos de la zona, entre otras medidas.

Este huracán , el décimo de una temporada muy activa en la cuenca atlántica, ha causado al menos un muerto en Haití y otro en Jamaica, una isla que atravesó de sur a norte antes de llegar a Cuba. La mayor de las Antillas ha vivido un periodo de relativa tranquilidad ciclónica desde 2008, año que todavía se recuerda en la isla por los huracanes Gustav, Ike y Paloma, que dejaron siete muertos, daños valorados en 10.000 millones de dólares y la peor agresión al ecosistema del país en 50 años.