Público
Público

'Sandy' deja 38 muertos y más de 50 millones de afectados en EEUU

Obama declara zona catastrófica las áreas afectadas de Nueva York y Nueva Jersey. El huracán causa unas pérdidas económicas de 15.000 millones de euros 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las imágenes de su destrucción han dado la vuelta al mundo. Varios expertos le colocan en el top 10 de los huracanes más devastadores que ha sufrido EEUU. Y es que a pesar de que estaba preparada tras su paso por el Caribe, Sandy ha dejado en la costa este estadounidense al menos 38 muertos -17 sólo en Nueva York- y una estimación de 15.500 millones de euros en pérdidas económicas.

El huracán tocó tierra en torno a las 20.00 hora local del lunes (00.00 GMT) sobre Atlantic City (Nueva Jersey) con vientos sostenidos de 137 kilómetros por hora. El fenómeno afectó a un radio de 1.600 kilómetros, por lo que más de 50 millones de personas han padecido con mayor o menor intensidad su impacto. La mayoría de las muertes se han producido por la caída de árboles sobre automóviles y viviendas. Sandy ya dejó 67 muertos en su paso por el Caribe, 51 de ellos en Haití.

Obama advierte de la tormenta 'todavía no ha terminado'

Asimismo, más de ocho millones de hogares permanecen sin suministro eléctrico en los estados de Nueva York, Delaware, Maryland, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Pensilvania, Rhode Island y Virginia, según el Departamento de Energía.

Barack Obama tomó la decisión de declarar zona catastrófica las áreas de Nueva York y Nueva Jersey, anegadas por la marejada del ciclón, y prometió los fondos necesarios para afrontar las consecuencias de la tormenta. El presidente estadounidense, que mantiene suspendidos sus actos de campaña, va a tener muchas preocupaciones añadidas a la carrera por la reelección a una semana de las elecciones. El mandatario, que viajará el miércoles a Nueva Jersey para hablar con los damnificados y evaluar los daños, alertó desde la sede de la Cruz Roja en Washington que la tormenta 'aún no ha terminado'.  Por su parte, su rival, Mitt Romney, aprovechó para participar en una recaudación de fondos en Ohio.

Más de ocho millones de hogares siguen sin suministro eléctrico

Precisamente, Nueva Jersey, junto a Nueva York y Connecticut, son los tres estados más afectados por Sandy. La noche del lunes al martes quedará en la memoria de los 19 millones de habitantes de esa área, que sufrieron vientos, inundaciones y pérdidas de electricidad a niveles récord, como los 4,2 metros que el agua llegó a alcanzar en el sur de Manhattan, una marca histórica que no se pulverizaba desde 1821.

La tormenta causó una 'devastación inimaginable' en la costa de Nueva Jersey, según el gobernador de ese estado, Chris Christie, mientras que su homólogo de Nueva York, Andrew Cuomo, y el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, hablaron de 'catástrofe'.

 

Por la mañana el área que comprende esos tres estados de la costa este de EEUU amaneció convertida en una enorme zona de guerra llena de inundaciones, edificios dañados, árboles caídos y propiedades e infraestructuras destruidas. La ciudad de Nueva York está comenzando a recuperar algunos servicios y a reanudar el tránsito por los puentes, no en los túneles, que siguen vetados al tráfico por las inundaciones, pero la vuelta a la normalidad en esta metrópoli de más de ocho millones de habitantes necesitará muchos días. El daño más espectacular en la ciudad fue el incendio que calcinó totalmente unas cien viviendas de Breezy Point, en el barrio de Queens.

El metro de Nueva York puede tardar en recuperarse hasta cinco días

Millones de neoyorquinos permanecen incomunicados por los drásticos daños que ha sufrido el transporte público de la ciudad. La tormenta ha causado graves daños a la infraestructura de metro, trenes de cercanías, autobuses y túneles de la región. 'No ha afrontado un desastre tan devastador' en sus 108 años de existencia, afirmó el presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte, Joseph Lhota. Fuentes del metropolitano dijeron a la CNN que cabe la posibilidad de que las instalaciones puedan estar cerradas hasta cinco días. La red de metro transporta diariamente a 5,5 millones de pasajeros y cuenta con 468 estaciones en los cinco condados.

Sandy también ha obligado a cancelar 14.000 vuelos de aerolíneas nacionales e internacionales, pero los aeropuertos internacionales J.F. Kennedy y de Newark reabrirán el miércoles, mientras que La Guardia permanecerá cerrado debido a las inundaciones en sus pistas. La bolsa de Nueva York también volverá a abrir con normalidad después de haber estado dos días sin operar, un hecho que no se producía desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2011. Lo mismo se espera de las sedes de algunas importantes empresas y de las agencias del Gobierno federal en Washington. Sin embargo, las 1.700 escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, que tienen 1,1 millones de estudiantes, seguirán cerradas por tercer día consecutivo.

Se espera que 'Sandy' impacte el miércoles en Canadá, donde ya se han empezado a notar sus efectos

Por la mañana, un dique cedía en el condado de Bergen, en Nueva Jersey, lo que obligó a la evacuación de tres pueblos cercanos: Moonachie, Little Ferrie y Carlstadt. El agua, según declaraciones a la CNN del jefe de Policía de Little Ferrie, alcanzó los dos metros de altura y el 75% de la localidad llegó a estar anegada. También en Nueva Jersey, las autoridades activaron una alerta de nivel tres -de una escala de cuatro- en un reactor nuclear de la central nuclear de Oyster Creek ya que el nivel de agua que entró en la planta superó. Los efectos de Sandy se han dejado notar en otras cinco plantas según explicó la Comisión de Regulación Nuclear, que ha enviado inspectores a varias plantas en Estados del corredor de la zona costera, como Maryland, Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania. 

La amplitud de Sandy, que se combinó desde el lunes con una tormenta de origen polar en el centro del país, extendió el embate de los vientos huracanados, las lluvias intensas y las marejadas desde Nueva Inglaterra y Carolina del Sur en las costas hasta Michigan y Tennessee en el Medio Oeste, un área donde viven más de 100 millones de personas. En Canadá, donde se espera que impacte de pleno el miércoles, más de 200.000 personas se encuentran sin energía eléctrica en el sureste del país, afectado por fuertes vientos y lluvias. El sur de Ontario, que bordea con el lago homónimo y el estado de Nueva York en Estados Unidos, experimentó en la noche del lunes vientos huracanados de hasta 100 kilómetros por hora que provocaron el derribo de árboles y torres eléctricas.