Público
Público

Santos confirma la apertura de un proceso de paz con las FARC

El presidente colombiano aseguró en una breve comparecencia que pretende no cometer los "errores del pasado", en clara referencia a Uribe. Las conversaciones podrían llevarse a cabo en Cuba, Noruega o EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, confirmó la pasada madrugada que su Gobierno ha comenzado una ronda de conversaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para entablar un diálogo de paz.

En una breve comparecencia, el mandatario advirtió de que en los contactos con la guerrilla tendría muy presentes los errores del pasado -en clara referencia al expresidente Uribe- al tiempo que aseguró que por el momento no se detendrían las operaciones militares. 

'Desde el primer día he cumplido con mi obligación constitucional de buscar la paz. Con ese objetivo, hemos mantenido una ronda exploratoria de conversaciones con las FARC para poner fin al conflicto', dijo Santos. El presidente también llamó al Ejercito de Liberación Nacional (ELN) a unirse al proceso de paz.

Las informaciones sobre la posibilidad de que el Gobierno colombiano abriera estas negociaciones con las FARC comenzó en la tarde de ayer, cuando el canal venezolano Telesur aseguró que ambas partes habían firmado ayer un acuerdo en La Habana.

Sin embargo, fuentes del Ejecutivo de Bogotá aseguraron a la agencia EFE después que el Ejecutivo no tenía previsto pronunciarse oficialmente.

Según la información filtrada por TeleSur, el inicio oficial de los diálogos está previsto para el próximo mes de octubre en Oslo, desde donde los delegados de Gobierno y guerrilla se dirigirán de nuevo a La Habana 'con la aspiración de no levantarse de la mesa hasta no suscribir un pacto de paz que ponga fin a más de 50 años de conflicto'.

La cadena detalló también que este proceso de paz comenzó a gestarse en mayo pasado cuando se iniciaron conversaciones secretas en La Habana, que contaron con el acompañamiento de los gobiernos de Venezuela, Cuba y Noruega.

Por su parte, la agencia Reuters, que añadía a los posible lugares de las discusiones EEUU, aseguró, citando fuentes de la Inteligencia colombiana, que como parte del acuerdo, el Gobierno se comprometía a no extraditar a ningún miembro de las FARC para que fuera juzgado en el extranjero. 

'La salida al conflicto en Colombia no está por la vía de las armas, sino a través de un proceso de paz' El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, declaró ayer que es necesario buscar una solución definitiva a la guerra en el país. 'La salida al conflicto en Colombia no está por la vía de las armas, la superación de este conflicto de tantas décadas es a través de un proceso de paz. Este es un derecho constitucional', afirmó.

'No podemos olvidar la exigencia de que el Presidente de la República mantenga el orden público en el país, además tiene unos deberes como es el de conseguir y conservar la paz' añadió.

El acuerdo de paz parecía lejano después de que el Gobierno abatiera a Alfonso Cano, el líder de las FARC que se había mostrado más predispuesto al diálogo. 

El jefe de las FARC, sucesor del mítico Tirofijo al frente de la guerrilla con las reservas del ala más militarista que representaba el Mono Jojoy, había dirigido en los últimos meses numerosos mensajes en esta dirección al Gobierno y a la sociedad civil colombiana.

El diario El Espectador apuntaba ayer a que los negociadores podrían ser Sergio Jaramillo Caro, alto asesor de Seguridad Nacional, y el guerrillero Jaime Alberto Parra, alias El Médico.

'Con extremo sigilo se está gestando un camino exploratorio hacia la paz entre el Gobierno Santos y las FARC [...] Sólo que esta vez se quiere llegar al tema con una agenda específica y varios frentes de trabajo para ambientar el asunto en los ámbitos político e internacional', decía el diario.