Público
Público

Sarkozy condiciona su presencia en los Juegos a que China dialogue con el Dalai Lama

Ha reconocido que el paso de la antorcha olímpica por París "fue un espectáculo un poco triste para todo el mundo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha señalado hoy que Francia determinará las condiciones de su participación en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín en función de 'la reanudación' del diálogo entre China y el Dalai Lama.  'En función de la reanudación de este diálogo, determinaré las condiciones de nuestra participación' en la ceremonia de apertura, señaló a la prensa durante un desplazamiento a Cahors (sur).

Sarkozy aseguró que 'Francia hará todo lo posible' para conseguir el restablecimiento de esas conversaciones. Insistió en que 'no hay tiempo que perder, quedan todavía unos meses', y en que 'la solución es la reanudación del diálogo' para que 'los Juegos Olímpicos puedan desarrollarse de forma tranquila'.

Lamentó 'que la Llama y algunos deportistas fueran silbados' ayer durante el recorrido que hizo por París, en medio de protestas por la situación en el Tíbet y por la represión en China, 'porque el ideal olímpico debe ser un ideal que reúna, y fue un espectáculo un poco triste para todo el mundo'.

El presidente francés consideró que ese ambiente 'hace todavía más necesaria la reanudación del diálogo entre China y el Dalai Lama para que haya una solución política'. Se trataría -añadió- de evitar que 'se tome la llama olímpica como rehén de cuestiones que, por otra parte, son bastante preocupantes, como la situación en el Tíbet'. Sarkozy quiso marcar una diferencia entre los que en su protesta cargaron contra los símbolos olímpicos, y así comentó que 'la mayor parte de los manifestantes lo hicieron de forma muy correcta'.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, dijo por su parte entender a los que ayer se manifestaron con motivo del paso de la llama olímpica por París, y que para él mismo los derechos humanos son su 'combate' desde hace 40 años.

Pero Kouchner señaló, en conferencia de prensa, que desde su actual cargo debe tener en cuenta 'el conjunto' de la situación, y a ese respecto estimó que 'ayer la solución se alejó', antes de recordar que Francia intenta promover la reanudación del diálogo entre las autoridades chinas y el Dalai Lama, que es 'indispensable'.