Publicado: 03.10.2016 14:48 |Actualizado: 03.10.2016 14:48

Sarkozy promete retrasar la edad de jubilación y alargar la jornada laboral

El expresidente francés y candidato a las primarias del centroderecha para las próximas presidenciales, prevé también rebajar las subvenciones de medicamentos, recortar los subsidios al desempleo y eliminar 300.000 plazas de funcionarios.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
El expresidente francés y candidato a las próximas presidenciales, Nicolás Sarkozy. EFE

El expresidente francés y candidato a las próximas presidenciales, Nicolás Sarkozy. EFE

PARÍS. -El expresidente francés Nicolas Sarkozy, candidato a las primarias del centroderecha para las elecciones presidenciales del año próximo, promete en su programa retrasar la edad de jubilación y alargar la semana laboral.

En una entrevista que publica el diario conservador Le Figaro, Sarkozy asegura que tiene "una estrategia económica que permitirá a Francia recuperar el pleno empleo".

De ser elegido presidente en la próxima primavera, el candidato promete adoptar antes de septiembre próximo un plan de reducción de gastos de 100.000 millones de euros combinado con una bajada de impuestos de 40.000 millones.



Con esos compromisos, Sarkozy acudirá a Bruselas, donde se mostró seguro de que tendrá el apoyo de los socios europeos para obtener un plazo suplementario para cumplir con los compromisos de situar el déficit presupuestario por debajo del 3%.

El expresidente está seguro de que los Presupuestos presentados la semana pasada por el Gobierno francés del socialista François Hollande no permitirán lograr ese objetivo ya que, a su juicio, están basados en "cifras falsas", con "ingresos sobrestimados y gastos subestimados".

Sarkozy apuesta por retrasar un año la edad mínima de jubilación, hasta los 64 años en el horizonte de 2025, con lo que tiene previsto ahorrar 15.000 millones.

Además, recortará 31.000 millones en la Seguridad Social mediante una menor subvención de los medicamentos, reducirá los subsidios de desempleo, sobre todo a los parados de mayor duración, y eliminará 300.000 plazas de funcionario en 5 años.

La semana laboral en la función pública pasará de 35 a 37 horas y dará a los hospitales autonomía para mejorar su gestión.

Sarkozy promete, además, una bajada del impuesto sobre la renta un 10%, exonerará de cargas patronales los empleos menos pagados y las horas suplementarias, eliminará el impuesto de sucesión por debajo de los 400.000 euros y bajará los impuestos sobre las plusvalías.