Publicado: 26.03.2014 14:03 |Actualizado: 26.03.2014 14:03

Los satélites captan más de 120 objetos que podrían ser restos del avión malasio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nuevas imágenes tomadas por satélite muestran la presencia de más de 100 objetos en el sur del océano Indico, que podrían ser restos del avión malasio desaparecido hace 18 días con 239 personas a bordo. Imágenes que coinciden con el aviso de los aviones que buscan en las gélidas aguas, que han informado este miércoles de posibles hallazgos.

Los avistamientos llegan cuando los investigadores incrementan los esfuerzos para hallar algún rastro del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que según las hipótesis del Gobierno malasio y de de la aerolínea se estrelló el 8 de marzo, causando la muerte de todos los que iban a bordo, tras volar miles de kilómetros fuera de su ruta, entre Kuala Lumpur y Pekín.

"Es imperativo que vinculemos los restos con el H370", asegura el ministro de Transporte y Defensa

"Ahora tenemos pistas distintas por satélite: de Australia, China y Francia, que muestran posibles restos", declaró el ministro de Transporte y Defensa de Malasia, Hishamudin Husein. "Ahora es imperativo que vinculemos los restos con el H370".

Las últimas imágenes fueron captadas este lunes por la francesa Airbus Defence & Space, y muestran 122 potenciales objetos en un área del océano de 400 kilómetros cuadrados, según Hishamudin. Los objetos varían de tamaño, desde uno a hasta 23 metros de longitud, agregó.

El vuelo MH370 desapareció de las pantallas de los radares civiles menos de una hora después de despegar de la capital de Malasia con destino a la capital china, y los investigadores creen que alguien a bordo del avión apagó los sistemas de comunicaciones.

Un seguimiento parcial de radares militares muestra que giró al oeste y volvió a cruzar la península de Malaca, supuestamente bajo el control de un piloto experto.

La Fuerza Aérea malasia ha facilitado pocos datos de su seguimiento por radar, más allá de decir que el avión fue detectado por última vez en aguas del noroeste, dirigiéndose a India. Por su parte, el viceministro de Defensa, Abdul Rahim Bakri, dijo al Parlamento que no se tomó ninguna medida cuando el avión no identificado fue localizado porque se asumió que se le había ordenado que regresara, según medios locales.

"Fue detectado por nuestro radar, pero el regreso era de un avión no hostil, y pensamos que quizá era una directiva de la torre de control", aseguraba el viceministro, tal y como recogen varias agencias.

Preguntado en rueda de prensa si los operadores de radar de la Fuerza Aérea pensaron que se le había pedido al avión que regresara por los controladores del tráfico aéreo, Hishamudin, dijo que no podía confirmarlo.

"Los familiares de los 239 desparecidos acusan a Malasia de "demoras y engaño"

El miércoles, una docena de aviones de Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, China, Japón y Corea del Sur registraban una vez más las aguas a unos 2.500 km al suroeste de Perth en busca de algún rastro,un día después de que el mal tiempo obligara a suspender la búsqueda.

"La zona del impacto está tan alejada de todo como podría estarlo, pero está más cerca de Australia que de ningún otro sitio", dijo el primer ministro australiano, Tony Abbott, antes de que sumarse al resto de parlamentarios para guardar un minuto de silencio por las víctimas del siniestro.

"Una considerable cantidad de restos se han avistado en la zona donde fue registrado el vuelo por última vez. El mal tiempo y la inaccesibilidad han impedido hasta el momento que se pueda recuperar alguno de ellos. Pero confiamos en que se logrará", expresó Abbott.

En cualquier caso, el buen tiempo del miércoles parece ser solo un respiro, en una zona conocida por sus vientos y sus grandes olas. "Por lo que parece, esto va a ser un pequeño plazo, porque el jueves entra otro sistema meteorológico que parece que llevará un aumento del viento y también una reducción de la visibilidad por la lluvia asociada con el frente de frío", aseguraba Neil Bennett, portavoz de la Oficina Australiana de Meteorología.

Los investigadores no descartan que se estrellase por problemas técnicosEsta semana, el primer ministro malasio, Nayib Razak, confirmó que el vuelo MH370 se estrelló en el sur del océano Indico, aunque no aportó pruebas sólidas que confirmasen esta teoría, ni informó de la recuperación de un solo cuerpo.

Citando análisis de datos por satélite de la firma británica Inmarsat, Nayib dijo que no hay dudas de que el Boeing 777 cayó en el océano en uno de los lugares más remotos de la Tierra.

La recuperación de restos podría brindar indicios sobre por qué y cómo se desvió tanto de su recorrido, en uno de los misterios más complejos de la aviación. Las teorías van desde un secuestro hasta un sabotaje o un posible acto suicida de uno de los pilotos, pero los investigadores no han descartado la posibilidad de problemas técnicos.

Un Buque de la Marina australiana no pudo llegar a la zona en la que encuentran los restos hallados, a causa de los vientos fuertes y olas de 20 metros que lo obligaron a retroceder, pero un rompehielos y otros tres barcos chinos estaban sí han logrado entrar en el área a inspeccionar.

Por su parte, Estados Unidos ha enviado una nave no tripulada submarina y un detector de cajas negras de alta tecnología que será colocado en un barco de la Armada australiana, para ser trasladado a Perth en los próximos días.

El detector de cajas negras enviado por EEUU no llegará hasta el día 5

Las llamadas "cajas negras" -la grabadora de voz de la cabina y la de datos de vuelo- registran lo que sucede a bordo de los aviones en vuelo, pero encontrarlas rápido es crucial porque las radiobalizas de localización a bordo se apagan después de un mes, al agotarse la batería.

Malasia dijo el martes que el detector estadounidense no llegaría a la zona de búsqueda antes del 5 de abril, lo que daría apenas unos días para encontrar las cajas antes de que acabe el tiempo de vida de las baterías.

La prolongada e infructífera búsqueda e investigación han generado críticas, y decenas de familiares desconsolados de pasajeros chinos se han enfrentado con la policía en Pekín este martes. Los familiares acusan a Malasia de "demoras y engaño".

La confusa respuesta inicial de Malasia a la desaparición del avión y la percepción de una mala comunicación ha enfurecido a muchos familiares de los más de 150 pasajeros chinos que iban en el vuelo, y ha tensado los lazos entre Pekín y Kuala Lumpur.