Publicado: 10.07.2014 12:17 |Actualizado: 10.07.2014 12:17

El sector público británico va a la huelga contra los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La austeridad impuesta por los tories británicos sigue encontrándose de frente con la oposición de los trabajadores del sector público, que han visto su salario congelado y su capacidad adquisitiva severamente mermada en estos años de crisis económica. Para este jueves han convocado un jornada de huelga de 24 horas para pedir mejoras salariales y contra el recorte de empleos de unas instituciones cada vez más adelgazadas. 

Maestros, bomberos y empleados de ayuntamientos van al paro en protesta por la congelación de los sueldos impuesta en 2010, cuando el Gobierno de coalición -formado por conservadores y liberales- llegó al poder, y el límite de incremento salarial del uno por ciento fijado hace dos años. La confederación sindical británica Trades Union Congress (TUC, siglas en inglés) ha señalado que los sueldos del sector público han quedado muy por detrás del incremento del coste de la vida.

Los sueldos del sector público han quedado muy por detrás del incremento del coste de la vida La secretaria general del TUC, Frances O'Grady, señaló hoy que los trabajadores van a la huelga porque sus sueldos no aumentan al ritmo del coste de la vida y culpó de la situación a las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno, que han incluido numerosos recortes en el sector público.

Por contra, el primer ministro británico, David Cameron, condenó esta medida de fuerza y prometió reforzar las leyes sobre huelgas para impedir paros masivos de trabajadores.

El paro con el mayor impacto es el de los maestros por los problemas que ha ocasionado a millones de padres trabajadores que han tenido que buscar alternativas para el cuidado de los niños. La secretaria general del Sindicato Nacional de Maestros (NUT, siglas en inglés), Christine Blower, dijo hoy que los docentes "lamentan profundamente" tener que ir a la huelga. "Estamos al tanto de que provoca problemas a los padres. No obstante, a pesar de conversaciones con funcionarios del Gobierno, nuestra disputa por los salarios, las pensiones y las condiciones del servicio no ha sido atendida", dijo.

En varias ciudades británicas habrá a lo largo de la jornada manifestaciones de protesta por los recortes del Gobierno, aplicados en octubre de 2010 por la crisis económica.

"La caída más prolongada de los salarios en generaciones; la pérdida de una quinta parte de su poder adquisitivo; y, a pesar del lema engañoso de que el trabajo es el camino para salir de la pobreza, la realidad es que la mayoría de pobres en Gran Bretaña tienen puestos de trabajo, con bajos salarios", dice el analista y escritor Owen Jones en su columna en The Guardian. Él mismo reconoce que esa columna será una de "las pocas noticias de apoyo a la huelga que se publicarán en los medios dominantes". De esta forma, avisa que los sindicatos que hoy van a la huelga "deben recordar que no sólo están hablando por ellos mismos, sino por los millones de personas que pagan una crisis causada por los intereses financieros los tories".