Publicado: 20.05.2015 13:43 |Actualizado: 20.05.2015 16:43

"Sectores de poder
de EEUU pagan a delincuentes para alimentar mentiras"

El embajador de Venezuela en Madrid defiende que la investigación que, según algunas informaciones, vincula al número 2 de Maduro con el narcotráfico no existe y denuncia que es una nueva "campaña de propaganda negra"

Publicidad
Media: 4
Votos: 5
Comentarios:
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. - AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana. - AFP

MADRID.- El Gobierno de Venezuela se ha movilizado ante la "nueva campaña de propaganda negra" contra miembros del Ejecutivo de Nicolás Maduro. El propio mandatario ha respondido al "ataque brutal de la ultraderecha mediática del eje Bogotá-Madrid-Miami" que tiene como principal objetivo a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana y "cuadro fundamental de la revolución bolivariana".

Maduro ha avisado durante su último programa de radio y televisión semanal de que activará "una campaña nacional e internacional" de defensa de Cabello y el resto de altos cargos venezolanos a los que The Wall Street Journal (WSJ) ha puesto en el punto de mira. El diario estadounidense publicó el pasado lunes que la Justicia de EEUU lleva años años investigando a dirigentes del país latinoamericano por supuestos vínculos con el narcotráfico.

"Es lamentable que algunos medios españoles se sigan haciendo eco de información basura para utilizarla en
la campaña electoral"

"Quien se mete con Diosdado se mete con nosotros, se mete conmigo, vamos a defender a Diosdado como defendimos a nuestro país el mes de marzo del ataque de EEUU", ha afirmado Maduro en relación al decreto aprobado por Barack Obama con el que aumentaba las sanciones de Washington contra Caracas y con el que declaraba a Venezuela una amenaza para la seguridad estadounidense.



"¿Cómo van a estar acusando a Diosdado de narcotraficante, por favor? ¿Quieren aplicar el modelo que aplicaron en otras realidades en otras épocas?", se ha preguntado el mandatario ante la información del WSJ y que el ABC, "el periódico fascista, franquista de España", en palabras de Maduro, ya adelantó en enero. 

Desde España, el embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, insiste, en declaraciones a Público, en denunciar este "intento de desestabilización y de desprestigio" contra Venezuela. El jefe de la legación pone además de relieve que esta campaña recuerda a las "mecanismos típicos de la CIA y otros sectores de poder de EEUU" contra gobiernos progresistas en América Latina.

El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, durante la rueda de prensa en Madrid. EFE

El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, en una rueda de prensa en marzo. - EFE

Isea critica asimismo que "es lamentable que algunos medios españoles se sigan haciendo eco de información basura para utilizarla en la campaña electoral que está en curso en este país".

El diario estadounidense llega a asegurar que Cabello y el resto de funcionarios venezolanos supuestamente investigados han convertido al país en un centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales. Isea defiende "firmemente" que tal investigación no existe y que las informaciones forman parte de una "propaganda negra sin pruebas".

"Lo único que pedimos
es respeto y basta de injerencias", solicita el embajador de Madrid
en Venezuela

De hecho, el embajador defiende que no hay ningún temor a que la Justicia estadounidense presente cargos. Al respecto, el propio Cabello ha desafiado a quienes han difundido esas afirmaciones a que presenten pruebas. "Si mañana, estos señores que me acusan presentan una prueba, acúsenme pero, mientras eso no ocurra, tengan por seguro que seguiré al frente de esta revolución", ha declarado durante una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional. 

El representante venezolano en Madrid critica que las informaciones se basan en testimonios de, además de detractores del Gobierno de Maduro, "narcotraficantes, delincuentes fugados y desertores" a los que, denuncia Isea, sectores de poder de EEUU localiza, recluta y paga para "alimentar falsas historias". 

Preguntado por si la supuesta investigación de la justicia estadounidense puede repercutir en las relaciones entre Venezuela y EEUU, Isea responde rotundo: "No". La misma respuesta sobre si Caracas prepara alguna medida de reacción. "Lo único que pedimos es respeto y basta de injerencias", solicita el embajador, que hace hincapié en que su país "reacciona con dignidad, con la verdad, denunciando. No reacciona agrediendo a nadie porque somos un país de paz".