Publicado: 12.12.2015 09:01 |Actualizado: 12.12.2015 13:17

Un segundo policía fallece en el atentado junto a la embajada española en Kabul

Los talibán entraron en la sede diplomática tras explotar un coche bomba. Fueron abatidos por fuerzas norteamericanas y por la policía afgana, tras varias horas de enfrentamientos

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Dos agentes afganos junto al cráter creado con la explosión del coche bomba en Kabul que ha causado la muerte de dos policías nacionales. Al menos tres talibanes fueron abatidos dentro de la Embajada española en Kabul EFE/EPA/JAWAD JALAL

Dos agentes afganos junto al cráter creado con la explosión del coche bomba en Kabul que ha causado la muerte de dos policías nacionales. Al menos tres talibanes fueron abatidos dentro de la Embajada española en Kabul EFE/EPA/JAWAD JALAL

KABUL/ MADRID.- Son ya dos los policías nacionales fallecido en el ataque talibán de Kabul (Afganistán). La última víctima registrada es el subinspector Jorge García Tudela, residente en Granada, quien murió en el atentado suicida perpetrado este viernes en el que han perdido la vida al menos diez personas, entre ellas el también policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández.

Cuatro talibanes han fallecido en el atentado. Uno de ellos en la explosión del coche bomba y los otros tres fueron abatidos dentro de la Embajada de España por la Policía afgana, ayudada por fuerzas estadounidenses tras varias horas de enfrentamientos.

García Tudela, de 47 años, ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1995, para ascender en 2003 a subinspector. Este agente se encontraba en un edificio contiguo al lugar donde los talibán detonaron el coche frente a la Embajada.

Desde que se consiguió repeler el ataque en la Embajada, las autoridades trataron sin éxito de localizar al subinspector García Tudela por medio de su teléfono móvil. Este subinspector estaba en su habitación en el momento del ataque terrorista, que está situada en la planta cero.

En el atentado con coche bomba falleció también Isidro Gabino San Martín Hernández, de 48 años y procedente de León, miembro de la Unidad de antidisturbios de la Policía Nacional y que custodiaba la entrada de la embajada española.

El atentado se produjo alrededor de las 17:55 hora local -cerca de las tres de la tarde en España-, cuando un coche bomba hizo explosión contra una casa de huéspedes en los aledaños de la Embajada española en Afganistán.

Al parecer, dentro de la casa de huéspedes no había nadie y los terroristas, tras hacer explotar el coche bomba, entraron en la Embajada española con facilidad debido a que la explosión hizo saltar por los aires el portón de entrada de vehículos.

Tanto las fuerzas estadounidenses como de la Policía afgana abatieron en la sede diplomática a los talibán que había dentro, falleciendo al parecer tres de ellos, cuatro horas después de que entraran en el edificio.

El portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán, Sediq Sediqqi, ha confirmado desde su cuenta de Twitter que "todos" los asaltantes acabaron muertos, aunque no ha indicado la cifra concreta.

El personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, ha sido evacuado tras una intervención que algunas fuentes elevan a 12 horas. La dificultad ha estribado a que las fuerzas policiales y militares tenían que avanzar lentamente y a oscuras, edificio a edificio.

Sediqqi explicó
que un primer atacante suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos en el muro de entrada a la casa de huéspedes, abriendo camino a los otros tres talibanes, que estaban equipados con armas ligeras y pesadas, incluyendo lanzagranadas.

Los funcionarios de la Embajada se refugiaron en un búnker y, al parecer, Isidro Gabino Sanmartín intentó localizar a su compañero Jorge García Tudela con ayuda de un compañero, pero fue abatido de un tiro. Quedó herido en el suelo, pero no podía ser rescatado porque los talibanes estaban apostados en el tejado de la embajada, esperando a disparar a quien fuera a rescatarlo.

Soldados británicos evacuan el cuerpo de uno de los fallecidos, posiblemente uno de los policías nacionales, de la escena del atentado de Kabul. EFE/EPA/JAWAD

Soldados británicos evacuan el cuerpo de uno de los fallecidos, posiblemente uno de los policías nacionales, en el atentado de Kabul. EFE/EPA/JAWAD

Segundo ataque en una semana


Las primeras estimaciones elevan a al menos diez las personas fallecidas en este ataque suicida, entre ellas los dos policías españoles y cuatro agentes afganos. Se han contabilizado otras nueve personas heridas.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que tenía previsto desplazarse a León para reunirse con la familia del primer policía fallecido, viajará a continuación a Granada para hacer lo propio con los familiares de García Tudela.

Este es el segundo ataque con una alta simbología que se produce esta semana en Afganistán, después de que los talibanes lanzasen el martes una acción contra el aeropuerto internacional de Kandahar (sur), que se extendió durante cerca de 24 horas y se saldó con 68 muertos.

Rajoy se contradice


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicó que el asalto no fue contra la embajada española como se había informado en un primer momento, sino que ocurrió en una casa de huéspedes cercana. "No ha habido un ataque ni era la intención de hacerlo contra la embajada de España en Afganistán y así lo han reivindicado los talibanes", dijo Rajoy al confirmar el fallecimiento del primer policía en la operación.

Una hora antes, Mariano Rajoy había descartado un ataque a la Embajada: "Todos, cualquier país occidental, podemos ser objeto de un ataque terrorista. Pero lo que parecía una mala noticia, esta vez no ha sido así”. Poco después aseguró que había un agente herido: "Parece que las heridas no son de extrema gravedad. Pero insisto, lo están llevando al hospital". Minutos después se confirmó el fallecimiento de Isidro Sanmartín.

Los talibanes reivindicaron la autoría del ataque al anunciar que algunos de sus militantes habían accedido a una "casa de huéspedes" en la capital afgana, sin mencionar la legación diplomática española, que no tiene distintivos externos.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha expresado este sábado su reconocimiento y sus condolencias a la familia y amigos del segundo agente fallecido en Kabul por medio de un mensaje en Twitter, después de que el viernes expresara su pesar por la muerte del primer policía.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, también ha transmitido sus condolencias a la familia y amigos del segundo policía fallecido en Kabul por medio de Twitter, nada más recibir la noticia.

La Fiscalía pide informes para investigar el atentado


La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido informes a la Policía Nacional y a la Guardia Civil sobre el ataque talibán, por si procede investigarlo en España.

Fuentes del Ministerio Público han informado de esta petición previa a unas posibles diligencias de investigación en la propia Fiscalía.

La petición responde a que, al tratarse de un posible delito de terrorismo cometido contra españoles e intereses españoles en el extranjero, la Justicia española podría ser competente si los hechos no se investigan correctamente en Afganistán.