Público
Público

El Senado de EEUU aprueba la reforma sanitaria de Obama

El proyecto estrella de Obama queda aprobado por 60 votos a favor por 39 en contra. "Estamos en un momento histórico", afirmó el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado de Estados Unidos aprobó hoy el proyecto de ley de reforma sanitaria, en lo que se supone una victoria para el presidente Barack Obama, que ha definido la reforma como la prioridad de su política interna. La aprobación llega tras meses de un acalorado debate en el Congreso sobre la citada reforma.

El proyecto impulsado por los demócratas se aprobó con 60 votos a favor y 39 en contra en una votación muy partidista. En total 58 demócratas y dos senadores independientes votaron a favor. Los republicanos optaron por el 'no' por unanimidad.

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, presidió la sesión que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, definió como 'histórica'.

'Es una victoria para las familias estadounidenses', proclamó el senador demócratas por Montana Max Baucus, quien añadió que 'los estadounidenses ganan'.

El presidente estadounidense ya elogió este lunes al Senado por haber logrado 'una gran victoria para el pueblo americano', al colocar el proyecto de ley de reforma sanitaria camino de ser aprobado hoy.

La Cámara Alta ya aprobó por 60 votos a favor y 40 en contra una moción de procedimiento cuya votación definitiva se ha celebrado ahora.

Los demócratas se habían asegurado la victoria el sábado, después de que el senador demócrata por Nebraska Ben Nelson, reticente a la reforma, adquiriera el compromiso de apoyarla si se garantiza que los fondos federales no se usan para pagar abortos.

La versión definitiva de la medida que proponían los demócratas eliminó  la creación de una opción pública, un seguro sanitario público que compitiera con el sector privado. En su lugar, se permitirá a las aseguradoras privadas que puedan ofrecer planes de cobertura en todo el país, en lugar de estar sometidos a las regulaciones de cada Estado.

La reforma busca ampliar la cobertura sanitaria a 30 millones de estadounidenses. A diferencia de otros países desarrollados Estados Unidos carece de un sistema de cobertura médica universal.

El voto de hoy no da el asunto por zanjado, ya que será necesario armonizar la versión del Senado con la que ya aprobó la Cámara de Representantes el pasado 7 de noviembre.

El Censo estadounidense calcula que unos 46,3 millones de los 300 millones de estadounidenses carecían de seguro médico en el año 2008. A eso se suma el fuerte incremento en los costes sanitarios ya que EEUU destina alrededor del 16,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a gastos sanitarios, casi el doble que la media de países desarrollados.