Público
Público

El Senado de EEUU respalda a John Kerry como jefe de la diplomacia

El demócrata logra un amplío consenso para convertirse en el nuevo secretario de Estado, cargo en el que relevará a Hillary Clinton el viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

John Kerry recibió este martes un amplio apoyo de sus compañeros en el Senado en la votación que le confirmó como nuevo secretario de Estado de EEUU, un cargo que ansiaba hace años y al que llegará con una notable experiencia en política exterior. El senador demócrata, de 69 años, contempló desde el pleno cómo sus compañeros en la Cámara, en la que ha servido durante tres décadas, le otorgaban un apoyo casi sin fisuras, con 94 votos a favor y tres en contra.

La votación confirma la candidatura del presidente, Barack Obama, para convertirle en el nuevo secretario de Estado, un cargo que ocupará previsiblemente el viernes, último día de Hillary Clinton al frente de la diplomacia estadounidense.

En un comunicado, Obama se mostró 'complacido' por el 'sobrecogedor' apoyo a la candidatura de Kerry en el Senado y 'convencido de que será un extraordinario secretario de Estado'. 'Desde su condecorado servicio en Vietnam a sus décadas en el Senado como un campeón del liderazgo global estadounidense, la distinguida carrera de John le ha preparado para guiar la diplomacia estadounidense en los próximos años', consideró Obama.

Hillary Clinton, que en 2009 fue confirmada para el cargo por 94 votos a favor y dos en contra, le cederá el mando de unas relaciones que se presentan cada vez más complicadas en el norte de África y Oriente Próximo, con un sangrante conflicto en Siria y escasos progresos en las negociaciones nucleares con Irán.

Pero Kerry, un veterano de Vietnam que conoce cómo funciona el servicio exterior desde niño y que disputó las presidenciales en 2004 a George W. Bush, ha generado un consenso bipartidista en torno a su capacidad para dirigir los lazos de Estados Unidos, gracias a las relaciones que ya ha ido entablando durante sus 29 años en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

'Kerry no necesitará ninguna introducción para los líderes políticos y militares del mundo y empezará su primer día ya completamente preparado no sólo sobre la complejidad de la política exterior de EEUU, sino capaz de actuar en una multitud de escenarios internacionales', dijo el senador demócrata Bob Menéndez antes de la votación. Menéndez presidirá en sustitución de Kerry el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que hoy también votó de forma unánime para respaldar la candidatura.

En el pleno del Senado, los votos en contra correspondieron a los senadores republicanos Ted Cruz, John Cornyn y James Inhofe, quien dijo al diario The Washington Post que aunque Kerry es un 'buen amigo', 'nunca' ha estado de acuerdo con él 'en nada, desde los tiempos de los Sandinistas' que derrocaron a Anastasio Somoza en Nicaragua en 1979.

Se espera que Kerry ofrezca este jueves un discurso en el pleno del Senado y que renuncie este mismo miércoles por la tarde a su escaño, lo que abrirá una elección especial para ocuparlo, prevista para el próximo 25 de junio.

Obama eligió a Kerry tras un largo proceso de deliberación en el que sopesaba también nombrar a la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, quien finalmente se retiró de la consideración ante las críticas republicanas por unas declaraciones que hizo tras el atentado del 11 de septiembre en el consulado de Bengasi (Libia). En un mensaje en su cuenta de Twitter, Rice felicitó a Kerry por su confirmación y se mostró 'deseosa de trabajar de cerca con él en el equipo de seguridad nacional' de Obama.

Senadores de ambos partidos, diplomáticos y organizaciones civiles se sumaron a las felicitaciones para Kerry, que se convertirá en el primer hombre blanco en asumir el cargo desde que Warren Christopher lo hizo en 1997. Kerry, que ayudó a Obama a prepararse para los debates de la campaña presidencial haciendo las veces del republicano Mitt Romney en los ensayos, no es especialmente cercano al mandatario, pero se ha mantenido vinculado a la política exterior de su Gobierno.

Durante su primer mandato ha viajado a Afganistán y Pakistán como enviado especial de la administración, y en la Convención Demócrata de septiembre fue el encargado de dar el gran discurso sobre política exterior. Kerry, candidato demócrata en las elecciones de 2004, en las que fue derrotado por George W. Bush, llevará ahora su gusto por la diplomacia 'cara a cara' al Departamento de Estado.