Publicado: 31.05.2015 23:38 |Actualizado: 31.05.2015 23:38

El Senado de EEUU se reúne de urgencia para prorrogar los programas de espionaje masivo

Si los senadores no consiguen un acuerdo sobre la nueva Ley de la Libertad de Estados Unidos, a medianoche (6.00 hora peninsular española) deberán suspenderse parte del programa del control de las telecomunicaciones.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El Senado estadounidense celebrará una sesión en domingo, algo muy poco habitual. / EP

El Senado estadounidense celebrará una sesión en domingo, algo muy poco habitual. / EP

En un acto que no es muy habitual, el Senado de Estados Unidos   este domingo una sesión extraordinaria y de urgencia para tratar la conocida Ley Patriótica (Patriot's Act), que ampara al Gobierno para la recogida de datos con propósitos antiterroristas y que expirará si no es extendida antes de la medianoche.

Con 57 votos a favor y 42 en contra, por debajo de los 60 necesarios para ser aprobada, el Senado bloqueó la semana pasada la propuesta legislativa conocida como "Ley de la Libertad de EEUU" ("USA Freedom Act"), que prohíbe la recogida masiva de datos telefónicos y modifica la Patriot's Act, aprobada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.



"Cualquiera que esté de acuerdo con renunciar a esta capacidad de inteligencia crítica no está tomando en serio la amenaza terrorista", dijo el presidente del Senado, el republicano John Boehner

De salir adelante, la Ley de la Libertad enmendaría la Sección 215 de la Ley Patriótica, que ampara la recogida de datos telefónicos de millones de ciudadanos sin vínculos con el terrorismo, pero a su vez renovaría la validez del conjunto de la ley con este y otros cambios hasta 2019.

Pese al apoyo de Democrátas y Republicanos, y abrumador de la Cámara de Representantes, a este texto, y también el consentimiento explícito del presidente Barack Obama, la batalla continúa en la Cámara alta por la oposición a esta alternativa tanto por el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, como por el senador republicano Rand Paul.

Aunque por razones bien distintas, porque mientras McConnell no comulga con el cambio propuesto por la Ley de Libertad, y prefiere que la Patriot's Act se extienda tal y como está, con el polémico programa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) para recoger datos masivos, Paul pretende que expire y acabar con este tipo de actividades de espionaje.

Obama ha reiterado durante los últimos días la necesidad de aprobar la nueva propuesta y evitar que expire la Patriot's Act para no prescindir de ciertas herramientas que a su juicio son claves para la seguridad del país, un aspecto en el que coincide con el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner.

"Al Qaeda, el Estado Islámico (EI) y otros terroristas de todo el mundo continúan planeando ataques contra Estados Unidos y nuestros aliados. Cualquiera que esté de acuerdo con renunciar a esta capacidad de inteligencia crítica no está tomando en serio la amenaza terrorista. Insto al Senado a aprobar la Ley de Libertad de EE.UU. bipartidista, y a hacerlo rápidamente", urgió hoy Boehner.

El presidente de la Cámara de Representantes se ha negado a llamar a su cámara al trabajo antes de la sesión oficial de este lunes, lo que provoca que los republicanos solo puedan evitar que expire la Ley Patriota aprobando el texto de la Ley de Libertad al ser el único que ha obtenido el visto bueno de la Cámara baja.

El debate puede prolongarse durante horas dado que Paul ha amenazado con hacer uso de la obstrucción de la discusión en el pleno del Senado, a la vez que McConnell tendrá que renunciar a sus aspiraciones si quiere mantener al menos una parte de la Ley Patriota en vigor.

Etiquetas