Público
Público

El Senado francés da el último visto bueno a la reforma de las pensiones

El texto pasa el último trámite de la Cámara Alta antes de someterse a la votación en la Asamblea Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado francés ha dado su visto bueno definitivo a la reforma del sistema de las pensiones propuesta por el Gobierno de Nicolas Sarkozy. El texto, que ha provocado una ola de huelgas y protestas en todo el país en las últimas semanas, ha sido aprobado con los 177 votos a favor de los conservadores y algunos centristas y los 151 en contra de la oposición de izquierdas.

La Cámara Alta refrenda así un texto consensuado por una comisión mixta de senadores y diputados antes de ser sometido mañana a la votación de la Asamblea Nacional, donde el partido en el Gobierno, la UMP, goza de una mayoría aún más amplia que en el Senado, para su aprobación definitiva.

El plan eleva la edad mínima legal de jubilación de los 60 a los 62 años y de los 65 a los 67 aquella para percibir la pensión completa. El trámite en la Cámara Alta se ha prolongado durante 16 días y 143 horas, lo que lo ha convertido en el examen más largo desde el inicio de la V República, en vigor desde octubre de 1958.

Al término de la sesión, el ministro francés de Trabajo, Eric Woerth, aseguró que el Senado pronunció hoy un 'voto histórico'.

El próximo jueves, los sindicatos han convocado a los trabajadores a una nueva jornada de huelgas y protestas contra el proyecto estrella del mandato de Sarkozy. Será el segundo día de protestas de la semana, después de que hoy diferentes manifestaciones de estudiantes en numerosas localidades de la geografía francesa reiteraran su rechazo al texto, en una más de las numerosas jornadas de huelga y contestación realizadas desde el pasado marzo contra una polémica reforma.