Público
Público

Los separatistas prorrusos de Donetsk proclaman un nuevo Estado llamado Malorossía en sustitución de Ucrania

El jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, proclama la creación de un nuevo Estado llamado Malorossía (Pequeña Rusia) que incluiría no sólo a las regiones separatistas del este, sino "otras 19 regiones" de toda Ucrania. Moscú todavía no ha reaccionado al sorprendente anuncio

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, proclamó este martes la creación de un nuevo Estado que incluiría a las regiones separatistas del este de Ucrania y al resto del país.

Según informaron la Agencia de Noticias de Donetsk y numerosos medios rusos, Zajárchenko anunció en la ciudad de Donetsk, plaza fuerte de los separatistas prorrusos, que el nuevo Estado se llamará Malorossía (Pequeña Rusia) y habrá un periodo de transición de tres años para su creación.

De acuerdo al sorprendente anuncio —que Zajárchenko hizo con su habitual traje militar, según puede verse en un vídeo difundido por medios rusos— el nuevo Estado no abarcará solo las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, sino "otras 19 regiones" de toda Ucrania, incluida la de Kiev.

"Nosotros, representantes de las regiones de la antigua Ucrania, excepto Crimea, proclamamos la creación del nuevo Estado que será el sucesor de Ucrania", anunció Zajárchenko.

"Todos los delegados presentes votaron a mano alzada y por unanimidad a favor de la declaración política sobre la creación de Malorossía con capital en Donetsk", informaron los medios afines a los separatistas prorrusos.

Las autoridades de Donetsk crearán un comité para preparar la Constitución del nuevo Estado de Malorrusia, según dijo el asesor de Zajárchenko, Alexándr Kazakov.

De acuerdo al jefe de la región separatista, dicha Constitución será aprobada en un referéndum popular tras un amplio debate.

Uno de los puntos de la "declaración" subraya que "Ucrania es un Estado fallido que ha demostrado su incapacidad para proporcionar a sus habitantes un presente y un futuro prósperos y en paz".

Moscú todavía no ha reaccionado al sorprendente anuncio de los separatistas, que en 2014, tras la anexión de la península de Crimea por Rusia, lanzaron una guerra contra el Gobierno de Kiev en el este del país que ya ha causado unos 10.000 muertos.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, respondió a la iniciativa asegurando que Kiev restablecerá la soberanía sobre las regiones prorrusas de Dinetsk y Lugansk, así como sobre Crimea.

"El proyecto de Novorossía fue enterrado", dijo Porosehenko, citado por su portavoz, Sviatoslav Tsegolko, en referencia a la antigua proclamación de esa república llamada Nueva Rusia las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk. 

El Kremlin deja sin respaldo al nuevo Estado prorruso

El Kremlin defendió hoy los Acuerdos de Minsk, que respetan la integridad territorial de Ucrania, después de que el jefe de la separatista República Popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, proclamara la creación de Malorrosia como un nuevo Estado prorruso en el territorio de Ucrania. "Este asunto debe ser analizado. La parte rusa mantiene su respaldo a los Acuerdos de Minsk" sobre la paz en el este de Ucrania, dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Agregó que la proclamación del nuevo Estado "es una iniciativa personal de Zajárchenko", de la que "en Moscú se enteraron esta mañana a través de los medios de comunicación". "Nosotros, representantes de las regiones de la antigua Ucrania, excepto Crimea, proclamamos la creación del nuevo Estado que será el sucesor de Ucrania", anunció Zajárchenko esta mañana.

Ataviado con su habitual traje militar, el líder rebelde aseguró que el nuevo Estado tendrá su capital en Donetsk -plaza fuerte de los sublevados- y abarcará todo el territorio de Ucrania, un país que según el jefe separatista ya no puede mantener su nombre después del "descrédito" que ha sufrido en los últimos años. "Ucrania es un Estado fallido que ha demostrado su incapacidad para proporcionar a sus habitantes un presente y un futuro prósperos y en paz", leyó Zajárchenko en una declaración firmada -según él- por delegados de todas las regiones del país.