Público
Público

Serbia captura 16 años después al 'carnicero de Srebrenica'

La Haya acusa a Ratko Mladic de 15 cargos de genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad. El arresto abre a Belgrado las puertas de la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El carnicero de Srebrenica dormirá pronto en una celda del Tribunal Especial para la Antigua Yugoslavia de La Haya. Allí irá a parar casi 16 años después de dirigir, como general de las fuerzas serbocroatas, la masacre de unos 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica en tan sólo dos días. Ratko Mladic, el penúltimo gran criminal de la guerra de Bosnia, fue detenido en Serbia por las fuerzas de su país. Durante el conflicto, que duró casi cuatro años, Mladic fue el jefe militar de los serbobosnios responsables de operaciones de limpieza étnica en Bosnia-Herzegovina con el objetivo de crear una 'Gran Serbia' racialmente pura.

El presidente de Serbia, Boris Tadic, anunció en Belgrado su detención y pronunció la palabra de la jornada: reconciliación. 'En nombre de la República de Serbia, anuncio que hemos arrestado aRatko Mladic', aseguró en una solemne rueda de prensa. 'Cerramos un capítulo de nuestra historia reciente que nos acerca un paso más a la reconciliación regional', aseguró.

Mladic se ocultaba en la granja de un primo bajo una falsa identidad

Rasim Ljajic, el ministro serbio que se encarga de buscar a criminales de guerra, explicó luego que Mladic había sido arrestado en la granja de un primo en Lazarevo, a unos 100 kilómetros al noreste de Belgrado. El exgeneral se ocultaba bajo una falsa identidad y tenía en su poder documentos bajo un nombre falso:Milorad Komadic

'Mladic tenía dos armas cargadas, pero no las usó ni se resistió', explicó el ministro, quien aseguró que el exgeneral serbobosnio está 'envejecido, casi irreconocible y muy pálido, como si hubiera estado encerrado en casa durante largo tiempo'.

Ayer mismo, el fugitivo de la Justicia compareció ante el tribunal serbio de crímenes de guerra, pero la audiencia tuvo que ser suspendida por 'su mal estado de salud', explicó el abogado de Mladic, Milos Saljic. El letrado precisó que su cliente 'apenas podía responder' a las preguntas. La vista se reanudará hoy.

El exgeneral no se resistió, aunque tenía dos armas cargadas

El arresto ha tenido ya eco en la UE, para la cual la impunidad de Mladic impedía a Serbia acceder al proceso de adhesión que anhela Belgrado. Así lo reconoció Tadic antes de reclamar 'puertas abiertas' a los gobiernos de los 27. Nicolas Sarkozy lo definió como 'decisión valiente' de Serbia. La Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton, confirmó que 'el proceso de integración de Serbia se acelerará pronto', mientras que el comisario europeo de Ampliación, Stefan Fule, describió a Mladic como 'el principal obstáculo para la adhesión'.

Serbia, que en 2009 depositó su solicitud de ingreso en la UE tras superar el veto de Holanda, aspira ahora a ser considerado país candidato para abrir la negociación.

Por su parte, Barack Obama, responsable de la reciente captura y muerte de Osama bin Laden, lamentó que no sea posible 'que los que fueron asesinados regresen', pero recordó que al menos 'ahora Mladic tendrá que responder ante sus víctimas y el mundo en un tribunal de justicia'.

La audiencia de ayer se suspendió por el mal estado de salud del acusado

Si Tadic aseguró que 'ya nadie en el mundo tiene dudas de que Serbia coopera con toda sinceridad' con La Haya es porque hasta ayer el tribunal lo acusaba de llevar 15 años mirando para otro lado. Dos supuestas casualidades hicieron de este mes y de ayer una ocasión perfecta. Por una parte, el fiscal de la corte, Serge Brammertz, había asegurado tan sólo hace unos días que 'Serbia puede y debe hacer más'. En un informe filtrado horas antes del arresto criticaba que el empeño de Serbia por cazar al fugitivo no había sido suficiente.

Ayer, Tadic anunció la detención tan sólo unas horas antes de que Ashton aterrizase en Belgrado. Aunque Tadic, marcadamente proeuropeo, aseguró no haber hecho 'ningún cálculo', la información aparecida en medios regionales apunta a que el paradero de Mladic no era desde hace tiempo ningún secreto.

Mladic será trasladado ahora a La Haya, donde tendrá que responder ante 15 cargos que incluyen el genocidio y los crímenes contra la Humanidad. Allí murió en 2006 Slobodan Milosevic y en una de sus celdas reside desde 2008 su superior político, RadovanKaradzic, que responde por crímenes parecidos.

Tras conocer la noticia, Karadzic lamentó 'la pérdida de libertad' de su antiguo aliado, que al menos le ayudará a 'sacar a relucir la verdad acerca de lo que pasó en Bosnia', según declaró su abogado.

Como le ocurriera a Karadzic, cuya fotografía todavía preside bares de nacionalistas serbios radicales, Mladic estaba considerado como un héroe por su entorno. 'No esperaba que fuera detenido. Su única culpa es haber defendido al pueblo serbio', aseguró en el pueblo natal del criminal de guerra un militar retirado y pariente cercano de Mladic.

Al otro lado, sus víctimas sintieron alivio. 'He estado esperando años a que este criminal se enfrente a la Justicia, porque se otorgó el derecho a llevarse a mis seres queridos y a expulsarme de mi pueblo', declaró a la agencia Reuters Kada Sehomerovic, que perdió a su hijo, marido y dos hermanos en Srebrenica.

Tadic anunció que investigará al entorno de Mladic para llevar ante los tribunales a los que le permitieron esconderse. Tras su detención, el máximo objetivo es capturar a Goran Hadzic, el criminal de guerra que todavía reclama La Haya por 14 cargos.

Ratko Mladić es el rostro del terror padecido por los musulmanes en la Guerra de Bosnia. Es el responsable, entre otra atrocidades, de la matanza de 8.000 musulmanes bosnios en Srebrenica , una 'zona segura de la ONU' donde el Ejército de la República Srpska, bajo el mando de Mladić, y el grupo paramilitar conocido como ‘Los Escorpiones' se entregaron a un baño de sangre.

Con la detención de Mladić se culmina la persecución de los principales criminales de guerra del ejército Serbio: Radovan Karadzic, disfrazado del ‘doctor Dabic, fue arrestado en julio de 2008 y está siendo juzgado en la Haya.

Anteriormente, en 2001, el TPIY había solicitado la detención de Slobodan Milošević. El presidente de Serbia (1989-1997) y de Yugoslavia (1997-2000) fue trasladado a la Haya tras una entrega pactada. Allí se inició un proceso legal en el que se le acusaba de crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio. Milošević fue hallado muerto en su celda el 11 de marzo de 2006, en el centro de detención del tribunal penal en Scheveningen.