Público
Público

El fin de la era Serra abre paso a Aécio Neves

El partido conservador PSDB necesita una renovación a fondo si aspira a gobernar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Serra, a sus 68 años, perdió ayer su última oportunidad de alcanzar la presidencia de Brasil, tras cuatro décadas de trayectoria política que comenzó como líder estudiantil, pasando por el exilio político en los tiempos de la dictadura militar (1964-1985), y con sus momentos más destacados como ministro de Sanidad bajo la presidencia de Fernando Henrique Cardoso y gobernador de São Paulo.

La derrota de Serra significa no sólo el fin de su carrera en la primera línea política, sino también una reconfiguración en el (conservador) Partido Social Democrático de Brasil (PSDB). Una renovación a fondo: cualquier partido con vocación de gobierno necesita cambios después de la tercera derrota consecutiva en unas presidenciales. El PSDB quiere aprovecharse del único balón de oxígeno que recibió el 3 de octubre, en los comicios legislativos, al consolidar victorias en estados como Minas Gerais y São Paulo.

Los tucanos, como son conocidos los miembros del PSDB, tendrán también que revisar sus alianzas. Su principal aliado, el derechista DEM, amenaza con desaparecer: ya se especula con la posibilidad de que el partido se fusione con el PSDB. Algunos analistas apuntan a una reconfiguración general del centro-derecha en el fragmentado sistema de partidos brasileño. 'El 70% de los partidos menores es de derechas: la pregunta es por qué no unirlos. PSDB y DEM podrían formar un campo más a la derecha y otros partidos ocuparían el espectro del centro-derecha', opina la politóloga Maria do Socorro Sousa, de la Universidad de São Carlos.

Aécio Neves parece llamado a ocupar el liderazgo del PSDB. Lo tiene todo a su favor: juventud, carisma y éxito en su gestión. Nieto del presidente Tancredo Neves, llegó al final de su segundo mandato como gobernador de Minas Gerais con una popularidad del 92%. Senador desde el 3 de octubre, su nombre suena como candidato desde 2006, pero perdió ese año en la disputa con Serra.

La otra figura del PSDB es Geraldo Alckmin, gobernador de São Paulo. Pero Alckmin también pasó por una derrota contra Lula en 2006, mientras que Neves suena a renovación. Algunos analistas sugieren que Neves podría afiliarse al Partido del Movimiento Democrático Brasileño, actual aliado de Lula, que no consigue presentar un buen candidato a la presidencia.