Público
Público

Seúl pacta maniobras militares con EEUU para responder a Pyongyang

Durante cuatro días, a partir del 28 de noviembre, tendrán lugar en el Mar Amarillo tras una conversación telefónica entre Obama y Lee Myung-bak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos y Corea del Sur han acordado realizar este domingo 28 de noviembre maniobras militares en respuesta al ataque norcoreano del martes, tras una conversación telefónica entre los presidentes Barack Obama y Lee Myung-bak, según informa la agencia local Yonhap.

Las maniobras se celebrarán durante cuatro días en el Mar Amarillo (Mar Occidental) y contarán con la participación del portaaviones nuclear estadounidense George Washington, según dijeron fuentes oficiales surcoreanas después de que Lee y Obama mantuviesen una conversación en la que confirmaron su alianza. En esa conversación telefónica, Obama transmitió a Lee su contundente condena al ataque norcoreano que acabó con la vida de dos militares e hirió a 18 personas, entre ellas tres civiles, en la isla surcoreana de Yeonpyeong.

Obama también instó a Corea del Norte a cesar en sus provocaciones y recordó las obligaciones que debe respetar en función del armisticio que puso fin a la guerra de Corea en 1953. 'Estados Unidos sigue total y firmemente comprometido en la defensa de su aliado' Corea del Sur, indicó el comunicado.

Fuentes militares estadounidenses en Seúl han señalado que ya se ha informado de las próximas maniobras a China, que en el pasado ha criticado los ejercicios militares de EEUU y Corea del Sur en esa tensa zona marítima.

Las fuerzas estadounidenses también planean enviar al menos cuatro buques de guerra para las operaciones militares, que según el Ministerio surcoreano de Defensa son de carácter 'disuasorio' y defensivo frente a Corea del Norte.

El presidente surcoreano también mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro de Japón, Naoto Kan, con quien reforzó el compromiso de seguir trabajando de cerca para lograr la estabilidad en la península coreana, informó la agencia local Kyodo.