Público
Público

La SGAE ningunea a los europeos y carga contra la reforma del copyright de la UE

Resta importancia a la consulta ciudadana sobre propiedad intelectual, una de las que logró una mayor participación en 2014 y ve "inaceptable" crear un estándar europeo para el copyright o permitir el acceso libre a obras que pertenezcan a instituciones públicas como universidades 

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 12
Comentarios:

La sede de la SGAE en Madrid.

La Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) ha vuelto a posicionarse en contra de cualquier reforma del sistema de copyright que intente acomodarlo a la nueva realidad que vive la industria de contenidos culturales tras la llegada de Internet, incluso si la propuesta de renovación llega desde la propia Unión Europea.

Esto es lo que se desprende de su respuesta al borrador del informe para renovar la directiva de propiedad intelectual, al que ha tenido acceso Público a través de Xnet, grupo activista a favor de la cultura libre que colabora con la Eurocámara en la renovación de dicha normativa comunitaria.

El informe, presentado por la eurodiputada alemana Julia Reda, vicepresidenta del grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo, detalla una serie de puntos que han quedado obsoletos en la presente directiva, en vigor desde el año 2001. Además, señala que esta normativa comunitaria ha fallado en la consecución de su principal objetivo: armonizar las regulaciones sobre propiedad intelectual de los estados miembros.

La SGAE dice que Reda copia los intereses de las compañías de tecnología, que buscan acceso a los contenidos “de manera gratuita o lo más barata posible”

Reda propone hasta 24 aspectos clave para modernizar la directiva, redactada antes de que aparecieran herramientas que hoy parecen indispensables para entender Internet, como Facebook o Youtube. En su informe, la eurodiputada toma en cuenta las respuestas de los ciudadanos europeos a la consulta pública lanzada por la UE sobre el copyright, que fue un éxito de participación con 11.000 respuestas (a un formulario técnico de 80 preguntas que era necesario descargar, completar y reenviar).

No obstante, la SGAE afirma en su texto remitido al Parlamento Europeo que el “único propósito de la sra. Reda es acabar con el sistema de propiedad intelectual. En otras palabras, abolir el derecho de autor y los derechos conexos de la UE”. Además, ningunea la consulta pública puesto que denuncia que “grupos de interés” cocinaron las respuestas “en contra de los derechos de propiedad intelectual” y luego se las entregaron a los ciudadanos.

“Manifiesto Infundado y no contrastado”

La SGAE “rechaza de pleno” la mayoría de las propuestas recogidas en el texto de Reda y que fueron señaladas directamente por los ciudadanos en la consulta. Una de ellas es la creación de un estándar europeo en materia de copyright que ayude a los distribuidores de contenidos a simplificar el marco en el que desarrollan su trabajo, que

Otra de las necesidades señaladas por los ciudadanos es la reducción del tiempo que permanecen activos los derechos de autor —actualmente permanecen 70 años después de su muerte— o otorgar un acceso libre a las obras producidas por instituciones públicas como museos, universidades o entidades culturales. Ambas propuestas son “simplemente inaceptables” para la SGAE, ya que “vulnerarían por completo los derechos de los creadores”.

Por ello, la sociedad de autores acusa a Reda de plegarse a los deseos de las compañías de tecnología, que tienen “un claro interés” en este debate y buscan el acceso a los contenidos “de manera gratuita o, cuanto menos, lo más barata posible”.

Con estos argumentos, la SGAE, que aún no ha podido aprobar sus presupuestos de 2013 y cuyos directivos fueron juzgados por especulación y corrupción en 2011 y tacha el informe de la eurodiputada de “manifiesto infundado y no contrastado” que utiliza “fuentes claramente sesgadas”.

“Están aterrados”

Javier de la Cueva, abogado experto en propiedad intelectual, expresa ante este medio que la respuesta de la SGAE denota “las tensiones de quien encuentra en peligro el modelo de derechos de autor que defiende”.

“De lo que se trataría principalmente con la reforma sería de acabar con una situación de excepción en la UE”, que conforma “un territorio de libre circulación de personas, capitales y mercancías” pero donde “esta libertad no existe para la propiedad intelectual”, explica de la Cueva, estudioso de las relaciones entre el Derecho y la Tecnología.

“Tienen la suerte de que los gobernantes no tienen mucha idea de cultura libre o nuevos conceptos sobre propiedad intelectual”

“Están aterrados porque ven peligrar el cortijo que han creado en España”, declara a Público uno de los activistas de Xnet, que colabora con el Parlamento Europeo en la elaboración de la nueva directiva sobre copyright junto a otras asociaciones defensoras de la cultura libre como Copyright For Creativity, EDRi u Open Rights Group.

“Tienen la suerte de que los gobernantes que tenemos no tienen mucha idea de cultura libre y de los nuevos conceptos que se están trabajando en la propiedad intelectual”, continúa el activista, que resalta que la nueva directiva comunitaria permitiría “acabar con la ley de propiedad intelectual redactada por el PP”.

“Posiblemente la ley más estúpida del mundo”, denuncia su organización.