Público
Público

Los sindicatos comienzan las marchas en París

La mañana ha estado marcada por las manifestaciones de estudiantes. Según los sindicatos más de 1.200 institutos secundan la huelga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva jornada de movilización en Francia contra la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno de Nicolas Sarkozy ha vuelto a poner de manifiesto la organización de los sindicatos y los estudiantes. El presidente ha dicho entender los motivos de los ciudadanos para ir a la huelga, pero ha asegurado de nuevo que no hay marcha atrás.

La situación es tensa sobre todo en París, donde se iniciaron a las 13.30 horas las marchas preparadas por los sindicatos. Una manifestación en la que todos los representantes sindicales han confirmado su asistencia y que tiene como precedente la del día 12 de octubre, que según los trabajadores tuvo una participación récord con tres millones y medio de personas. Según el último sondeo encargado por CSA, los parones cuentan con el apoyo del 71% de los franceses. 

En general, han sido los escolares los que han marcado los primeros movimientos del día. En la Plaza de la República de París, cerca de 300 jóvenes cortaron el tráfico volcando contenedores de basura e incendiando algunas papeleras, lo que obligó a intervenir a la Policía. Un chico de 15 años resultó herido al incendiarse su ciclomotor.

Como ya sucediera ayer, en el instituto Jolliot-Curie en Nanterre se han vuelto a concentrar dos centenares de estudiantes que se han enfrentado con la policía. El escenario, que se repite por segundo día, ha hecho que la ministra de Justicia, Michèle Alliot-Marie dijera esta mañana que los agentes tenían todo el apoyo del Gobierno para emplearse con 'firmeza'.

En una entrevista a primera hora en la emisora Europe 1, Alliot-Marie dijo que 'la gente tiene derecho a manifestarse, derecho a la huelga, pero una manifestación no no conlleva el derecho a romper nada. Se ha demostrado que hay varios grupos de personas infiltrados en las manifestaciones de jóvenes que sólo se dedican a crear problemas'.

En Lyon, la tercera ciudad de Francia, también se han vivido momentos de tensión entre la policía y los estudiantes en la Plaza Bellecour. El cortejo de los estudiantes ha comenzado a lanzar objetos contra los agentes, que han contestado con cargas y gases lacrimógenos. Según AFP, varios comercios se han visto obligados a cerrar sus puertas ya que bellecour se encuentra en el centro de la ciudad y al lado de la zona comercial.

El seguimiento de la huelga ha sido especialmente llamativo en los centros docentes. Como informaba esta mañana el Ministerio de Educación, han sido 379 los institutos cerrados por el parón, cifra récord hasta ahora. Ese número, según los sindicatos, se multiplica por tres. Los representantes de los trabajadores aseguraron que son más de 1.200 los colegios errados, loq ue implicaría la tercera parte de los centros franceses.

Los sindicatos aseguran que más de 1.200 institutos cerraron hoy sus puertas En cuanto a los profesores, siguió la batalla de cifras entre sindicatos y Gobierno. Para el Ministerio, el seguimiento entre los docentes de primaria y secundaria era un poco superior al 13%, mientras que los sindicatos decían que uno de cada tres profesores ha ido a la huelga este martes.

En lo que se refiere a la universidad, diez de las 83 universidades han sido bloqueadas esta mañana según el instituto de enseñanza superior y algunas se han visto obligadas a cerrar los servicios administrativos. Las más afectadas según el Ministerio son Burdeos-III, París-VIII, Pau y Rennes-II.  

Mientras tanto, los trabajadores han seguido oponiéndose al Gobierno con su arma más letal: las 12 refinerías francesas siguen cerradas, provocando que haya más de 2.500 gasolineras sin combustible. El abastecimiento de carburante es especialmente difícil en el noroeste de Francia y en la región costera de Normandía, según la agencia EFE.

Sarkozy dijo este mediodía desde Deaudeville, donde se ha reunido con el presidente ruso Dmitri Medvédev, y con la canciller alemana Angela Merkel, que el Gobierno ha puesto en marcha un plan para acabar con esta situación y que 'las refinerías serán desbloqueadas'.

En el mismo sentido se expresó el primer ministro François Fillon, que aseguró que 'la situación estará bajo control en cuatro o cincodías'. El Gobierno francés no tuvo más remedio que tirar ayer de sus reservas de petróleo y reunir un gabinete de urgencia para solventar la escasez de gasolina.

La situación se alarga desde el pasado viernes, cuando los trabajadores de las principales petroleras acabaron por controlar todas los depósitos más importantes del país.


Afficher Etat des stations services sur une carte plus grande

Con esta jornada de movilización, los transportes se han visto seriamente afectados, sobre todo los aeropuertos y trenes.  Según los medios franceses, el aeropuerto de Orly sólo garantizó el 50% de los vuelos para hoy, mientras que Roissy y Charles de Gaulle podrían operar el 30%.

Esto ha afectado directamente a España. Según AENA, el 25% de los aviones se han quedado hoy en tierra, mientras que Renfe se ha visto obligada a cancelar trenes con destino a París y Montpellier desde Barcelona y Madrid en ambos sentidos. Además, ha habido un total de 150 vuelos que no iban a Francia afectados por el parón de los controladores.

A primera hora de la mañana, el aeropuerto de Burdeos era tomado por medio millar de trabajadores, que abandonaron sus protestas tras la intervención de la policía cerca del mediodía.  En lo que respecta al aeropuerto de Lille, dos de cada tres vuelos han sido cancelados.

Air France aseguró ayer que operaría el 100% de los vuelos de corto y medio recorrido hasta el aeropuerto de la capital.

Los parones han sido secundados además por el servicio nacional de Correos (el 10,23% según la dirección y el 25% según los sindicatos), France Télécom y el servicio público audiovisual.