Público
Público

Siria acepta "en principio" el envío de observadores de la Liga Árabe

Al menos 16 personas perecen en el enésimo día de represión contra los opositores a Al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En respuesta al cerco internacional que cada día le aprieta más, Siria ha comunicado a la Liga Árabe que acepta 'en principio' su ultimátum y está dispuesta a recibir observadores, después de que el miércoles el organismo le diera al régimen de Bashar al Asad un plazo de tres días para responder a sus demandas, plazo que finaliza hoy.

Fuentes oficiales de Damasco avanzaron la respuesta hoy mientras se celebraban numerosas manifestaciones contra el régimen. Los opositores reclamaron a los países contrarios a Al Asad que expulsen a los embajadores sirios.

Durante la jornada murieron al menos 16 personas, según varios activistas y grupos opositores. El Ejército aplastó sin contemplaciones, como en días pasados, numerosas concentraciones. En la ciudad sureña de Derá, donde empezaron las revueltas a mediados de marzo, fueron abatidas seis personas, incluido un muchacho de 14 años. Otras tres personas murieron en los alrededores de Damasco.

El plan de la Liga Árabe insta a las autoridades sirias a retirar de inmediato sus tanques de las localidades donde tienen lugar las protestas y a poner fin a la represión contra los manifestantes, que se han cobrado más de 3.500 vidas, según la ONU. También urgen a entablar un diálogo con la oposición, aunque a día de hoy es la oposición, espoleada por Occidente, la que se niega a hablar con el régimen.

Si el jueves el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, hablaba sin remilgos de guerra civil, hoy su colega francés, Alain Juppé, que se alinea justamente con el bando contrario, aconsejó a la oposición que no 'recurra a una insurrección armada' que comportaría una 'verdadera catástrofe'.

Damasco ha puesto a la Liga Árabe algunas condiciones que se estaban negociando. Según fuentes sirias, Damasco quiere que no se llame 'misión de observadores' sino sólo 'misión', así como otras pequeñas modificaciones. Ahora es el organismo regional, con sede en El Cairo, que ya ha recibido la misiva, el que debe anunciar si está conforme.

Mientras, en Nueva York, los países europeos recabaron el apoyo necesario de varias naciones árabes suníes, como Arabia Saudí, Jordania, Marruecos y Qatar para llevar adelante ante la Asamblea General de la ONU una resolución que reclame a Siria que ponga fin a la violencia, respete los derechos humanos y acepte el plan que ha elaborado la Liga Árabe. Los países europeos han decidido ir a la Asamblea General, puesto que temían los vetos de Rusia y de China en el Consejo de Seguridad.