Público
Público

Siria La Casa Blanca provoca la polémica al asegurar que Hitler no utilizó armas químicas

Ante la polémica levantada por las declaraciones, Sean Spicer se vio obligado a emitir una aclaración posterior: "De ninguna manera estaba intentando rebajar la naturaleza horrenda del Holocausto", justifica.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, pide perdón por sus polémicas declaraciones sobre las armas químicas utilizadas en Siria. REUTERS/Joshua Roberts

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, intentó este miércoles afear al presidente sirio, Bachar al Asad, el uso de armas químicas contra su población asegurando que ni siquiera el líder nazi Adolf Hitler se atrevió a utilizarlas.

Spicer trató de explicar, sin mucho éxito, su símil entre el presidente sirio y el canciller nazi, quien si bien no utilizó armas químicas en el campo de batalla empleó cámaras de gas para exterminar a millones de judíos y otras minorías.

El portavoz aseguró hoy en rueda de prensa que "ni siquiera (Hitler) se rebajó a utilizar armas químicas" durante la Segunda Guerra Mundial.

"Creo que cuando se trata de gas sarín, él (Hitler) no estaba utilizando gas entre su propia gente, del modo que lo hace Asad", ahondó Spicer al intentar explicarse.

La diferencia, aseguró, es "el modo en que Asad las usa (las armas químicas), al ir a pueblos y lanzarlas en medio de inocentes en esas localidades".

Ante la polémica levantada por las declaraciones, Spicer se vio obligado a emitir una aclaración posterior.

"De ninguna manera estaba intentando rebajar la naturaleza horrenda del Holocausto. Estaba intentando explicar la diferencia de tácticas en el uso de aviones para lanzar armas químicas en centros de población", matizó.

El pasado martes, hubo un ataque con gas sarín en un pueblo controlado por los rebeldes en la provincia siria de Idleb en el que fallecieron más de 80 personas, atribuido inicialmente a las fuerzas del régimen de Al Asad.

Hitler, expuesto en la I Guerra Mundial a gas mostaza, nunca utilizó armas químicas en el campo de batalla de la II Guerra Mundial, pese a poseer un importante arsenal de agentes nerviosos.

No obstante, sí utilizó químicos para matar a millones de judíos en cámaras de gas en campos de concentración en un proyecto conocido como Solución Final para el exterminio de los judíos.