Público
Público

Siria considera las sanciones "una declaración de guerra económica"

La UE acuerda endurecer se paquete de medidas sancionadoras contra Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El régimen sirio de Bachar al Asad se siente traicionado por la Liga Árabe después de que el organismo haya impuesto una serie de sanciones económicas contra Damasco. El ministro de Exteriores, Walid al Mualem, ha calificado esas sanciones de' declaración de guerra económica' y ha acusado al organismo panárabe de dar la espalda a Damasco y al plan árabe para salir de la crisis.   

Al mismo tiempo que Al Mualem ofrecía una rueda de prensa, la Unión Europea ha decidido endurecer sus medidas sancionadoras en respuesta a la represión que continúan ejerciendo las autoridades del país, a las que, hoy mismo, la ONU ha acusado de crímenes contra la humanidad.

Las nuevas sanciones incluyen una prohibición de la venta de equipamiento para la industria petrolera siria y de las inversiones en la construcción en nuevas plantas de producción de energía. También se prohibirá la exportación de software y otros productos que pueden ser utilizados para vigilar comunicaciones electrónicas. Además, las sanciones impedirán todo tipo de préstamo al Gobierno y que las compañías europeas compren deuda siria, mientras que los bancos del país no podrán abrir oficinas en Europa o invertir en entidades de la Unión.

Bruselas aplaude el paquete de sanciones impuesto por la Liga Árabe

Por otro lado, y según ha recordado la portavoz comunitaria de Exteriores, Maja Kocijancic, Bruselas ha apoyado hasta ahora los esfuerzos de la Liga Árabe y ha aplaudido la aprobación del organismo de un paquete de medidas económicas sin precedentes contra Damasco.

El jefe de la diplomacia siria ha denunciado que esas medidas, aprobadas con el voto de 19 miembros de la Liga Árabe, perjudican al pueblo sirio y no a las autoridades. 'Las sanciones sin precedentes son una declaración de guerra económica', dijo Al Mualem, quien agregó que la organización no deben 'lanzar ultimátum y sanciones' contra ellos.

La resolución árabe prohíbe a los altos cargos sirios viajar a los países árabes y congela sus fondos, detiene los intercambios comerciales y financieros con el Gobierno de Siria y cesa las transacciones con el Banco Central Sirio.

Siria acusa a algunos miembros de la Liga Árabe de  'internacionalizar' la crisis 

Para Al Mualem, las autoridades sirias mantienen su compromiso con la iniciativa de la Liga Árabe para salir de la crisis y es la organización panárabe la que no está cumpliendo con el plan. Asimismo, acusó a algunos miembros de la Liga Árabe de querer 'internacionalizar' la crisis y de negarse a reconocer la existencia en el país de 'grupos armados terroristas'.

El titular de Exteriores lamentó que se hayan producido 'mártires' entre las filas del Ejército sirio, al que, dijo, 'se calumnia' con el argumento de que hace un uso excesivo de la violencia. Durante la rueda de prensa, Al Mualem exhibió un vídeo con imágenes de asesinatos de civiles y soldados por parte de esos supuestos 'grupos terroristas', que, según el ministro, cometen 'homicidios y secuestros y atacan las instituciones públicas'.

Decenas de miles de personas se manifiestan a favor de Al Asad

Mientras, decenas de miles de personas han salido a la calle en Damasco, Alepo (norte) Hasaka (este) y Latakia (oeste) para mostrar su apoyo del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad. Los manifestantes portaron, como es habitual en estas multitudinarias marchas, banderas sirias, fotos del presidente y cantaron el himno nacional.

Las sanciones de la Liga Árabe, adoptadas después de que expirase el último plazo de gracia dado al régimen de Al Asad para que aceptase el envío de una misión de observadores árabes, suponen un mayor aislamiento para el régimen sirio en castigo por la represión de los civiles. Según los últimos datos de la ONU, más de 3.500 personas han muertos en Siria desde el comienzo de la revuelta contra Al Asad el pasado marzo.