Público
Público

Siria desafía a Occidente sobre su aislamiento internacional

"El mundo no es sólo Europa", dice el ministro de Exteriores de Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siria ha reaccionado contra su creciente aislamiento internacional con una desconcertante actitud de desafío al mundo que incluyó una ráfaga de críticas a la Unión Europea y el anuncio de la inminente democratización del país. Mientras, las protestas contra el régimen del presidente Bashar al Asad siguen su curso y nada indica que vayan a detenerse a corto plazo.

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Muallem, compareció en Damasco en una rueda de prensa no exenta de tintes surrealistas que revela que el régimen no sabe qué dirección tomar para mantenerse en el poder, en tanto que Occidente y Turquía le meten presión para que deje paso a la oposición.

Cuándo se le preguntó cómo se imagina a Siria dentro de tres meses, Muallem respondió: 'Ofreceremos (al mundo) un ejemplo de democracia. Habrá justicia social, igualdad ante la ley y responsabilidad'. A estas promesas le acompañaron otras, como la invitación a los exiliados para que regresen a Siria con garantías de que ninguno de ellos será perseguido o detenido.

'Ofreceremos (al mundo) un ejemplo de democracia'

En el exilio hay millares de sirios que han tenido que escapar durante las décadas que ha gobernado el Partido Baaz. Además, varios millares han sido encarcelados en Siria. Son opositores que no están bien organizados, con la excepción de los Hermanos Musulmanes, y que no se fían de unas promesas que el régimen se ve obligado a hacer porque las protestas de los últimos tres meses lo han puesto contra las cuerdas.

Entretanto, la UE, en aparente coordinación con Estados Unidos, anunció ayer nuevas sanciones contra intereses sirios, y especialmente del régimen, así como contra tres iraníes a los que relacionan con Siria. Muallem minimizó estas amenazas: 'Nos olvidaremos de que Europa está en el mapa. Miraremos hacia el Este, hacia el Sur y hacia cualquier dirección desde la que se nos tienda una mano. El mundo no es sólo Europa'.

'Nos olvidaremos de que Europa está en el mapa'

El ministro sirio acusó al presidente francés, Nicolas Sarkozy, de tener una 'agenda colonialista' que pretende esconderse bajo la capa de una presunta política de derechos humanos, y dijo que Damasco va a abandonar la Conferencia Euromediterránea, un nexo de unión entre países europeos y países del sur del Mediterráneo que se ha revelado como inútil, en gran parte debido al conflicto árabe-israelí.

Muallem negó que elementos militares de Irán y paramilitares de Hizbolá estén ayudando a los sirios a aplastar las protestas que se multiplican en el país, tal y como se ha publicado en el extranjero, especialmente en EEUU e Israel.

La comparecencia de Muallem revela que el régimen está más aislado que nunca pero se mantiene firme en el poder y no está dispuesto a perder el control del país de una manera voluntaria. Sus palabras también indican que lo más probable es que la invitación a la oposición pase sin consecuencias puesto que el movimiento opositor no está dispuesto a aceptarla y además EEUU y la UE parecen apostar por la caída del régimen.