Público
Público

Siria libera a 1.180 personas arrestadas durante las revueltas

Los liberados "estaban implicados en los sucesos en Siria y no tienen las manos manchadas de sangre"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades sirias han anunciado la liberación de 1.180 personas arrestadas durante la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad, en la víspera de que se cumpla el ultimátum dado por la Liga Árabe a Damasco para que excarcele a todos los detenidos y detenga la violencia.

En una breve nota, la agencia oficial siria Sana ha informado de que los liberados 'estaban implicados en los sucesos en Siria y no tienen las manos manchadas de sangre'.

No es la primera vez que el régimen sirio excarcela a presos sin delitos de sangre, después de que, el pasado 5 de noviembre, con motivo de la Fiesta musulmana del Sacrificio ('Aid al Adha'), fueran liberados 553 detenidos por su participación en las protestas.

El día anterior, el Ministerio del Interior había garantizado una amnistía a los rebeldes sin delitos de sangre que, en el plazo de una semana, se entregaran en las comisarías y depusieran las armas.

Pese a la liberación hoy del más de un millar de detenidos, otros de los puntos del plan árabe no han sido cumplidos por el régimen de Al Asad, como el cese de la violencia o la retirada de las fuerzas de seguridad de las calles.

La represión deja en Siria más de 3.500 muertos desde el comienzo de las revueltas

Según han denunciado hoy los grupos opositores, más de un centenar de personas han fallecido en los últimos dos días como consecuencia de la represión gubernamental y de los enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y militares desertores.

El anuncio gubernamental y el repunte de la violencia se producen apenas la víspera de que la Liga Árabe decida en una reunión en Rabat si entra en vigor la resolución de suspender a Siria de la organización.

Esta resolución fue aprobada el pasado sábado por la mayoría de los miembros del organismo panárabe, que también acordó pedir la imposición de sanciones económicas y políticas a Damasco por la continuación de la violencia en el país.

La represión ha dejado en Siria más de 3.500 muertos desde el comienzo de las revueltas en marzo pasado, según las últimas cifras de Naciones Unidas.