Público
Público

El Gobierno sirio y los rebeldes llegan a un pacto para evacuar Alepo 

El objetivo es sacar a los civiles y combatientes de la zona de la ciudad que sufre los enfrentamientos más intensos. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos denuncia que el régimen ha detenido a miles de jóvenes y hombres que habían huido de sus hogares.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Soldados de las fuerzas de Al Asad en una de las calles de Alepo destrozadas por los bombardeos. - REUTERS

MADRID.- Los rebeldes y el Gobierno de Siria han llegado a un acuerdo para evacuar a los civiles y combatientes de la zona este de Alepo, hasta ahora controlada por los insurgentes, según han informado las dos partes, después de semanas de ofensiva del Gobierno que han devastado la ciudad.

"Hubo negociaciones ayer por la noche con Rusia y lo primero que acordamos fue que los ataques aéreos pararían hoy", ha contado a la agencia Reuters Zakaria Malahifji, de Fastaqim, uno de los grupos opositores de Alepo. A pesar de que los enfrentamientos han continuado durante la jornada, una fuente militar del Ejército sirio ha confirmado que se ha pactado un alto el fuego y que las evacuaciones comenzarán a partir de las 03.00 horas del miércoles.

Según el líder del Ejército Libre Sirio, Ahmed Berri, los primeros en salir serán los civiles. Les seguirán los combatientes, que se dirigirán hacia áreas al sur de la ciudad.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, también ha confirmado que la tregua es un hecho. Anteriormente lo había anunciado el Movimiento Nuredín al Zinki, otra de las facciones rebeldes que operan en Alepo.  Malahifji ha detallado que además de Rusia, principal aliado del régimen de Bachar al Asad, y otros grupos opositores, Turquía ─que apoya a los insurgentes─ y Naciones Unidas también participan en estas negociaciones.

Desde el pasado 15 de noviembre, las fuerzas armadas de Siria desarrollan una ofensiva para hacerse con el dominio del este de Alepo, que anteriormente estaba controlado completamente por los insurgentes. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los rebeldes tan solo conservan los distritos de Al Mashad y Al Ansari, así como amplias partes de Al Sukari y algunas zonas de los barrios de Al Salahedín y de Seif al Daula. El portavoz de la Defensa Civil Siria en Alepo, Ibrahim Abu Leiz, ha indicado que actualmente solo quedan bajo control opositor unos 5 kilómetros cuadrados de la parte oriental, donde se concentran unas 100.000 personas, de acuerdo con sus datos. Este lunes, el Ejército había asegurado que tenía en su poder el 98% del este de la ciudad.

Un grupo de residentes de Alepo cargan con sus pertenencias para salir de la parte asediada de la ciudad. - REUTERS

Los combates, los bombardeos y los disparos de artillería han originado una ola de decenas de miles de desplazados, que se han dirigido hacia áreas en manos de las autoridades; al barrio de Al Sheij Maqsud y otros distritos dominados por las fuerzas kurdas y a zonas controladas por los rebeldes. Según la agencia de noticias oficial siria, SANA, miles de familias han abandonado este martes los barrios asediados del este en dirección a lugares en poder de los efectivos gubernamentales.

El Observatorio, que tiene sede en el Reino Unido pero que dispone de una amplia red de activistas sobre el terreno, ha denunciado este martes que al menos 6.000 hombres y jóvenes que habían huido de sus hogares en el este a zonas en manos de las autoridades han sido arrestados y obligados a alistarse en el Ejército. Asimismo, ha afirmado que en los últimos 17 días las fuerzas gubernamentales han arrestado a los desplazados con el pretexto de haberse retrasado en cumplir "el servicio obligatorio" y los ha confinado en barracones militares para alistarlos. Además, la organización ha asegurado que están siendo detenidos hombres y jóvenes que se hayan afeitado la barba recientemente al considerarlos sospechosos de ser excombatientes rebeldes o islamistas.

Desde Ginebra, el portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, ha denunciado también este martes que efectivos progubernamentales han ejecutado a 82 civiles, entre ellos 13 niños, en cuatro distritos de Alepo. Entre los responsables de estos crímenes se encontrarían miembros del Movimiento Al Nuyabá, una milicia iraquí que está combatiendo al lado del ejército sirio, y de otros grupos afines al Gobierno de Damasco.